Piden que diga algo bonito de Murcia y destroza a la Región con una palabra

El programa 'La Resistencia' ha sido testigo de cómo un sevillano del público da a los murcianos donde más les duele

Olaya López Munuera

Olaya López Munuera

Ayer se estrenó el capítulo sesenta y siete de la sexta temporada de 'La Resistencia', el programa de Movistar Plus+ presentado por David Broncano, y la Región de Murcia tuvo (una vez más) su pequeño momento de protagonismo.

No resulta extraño encontrar menciones a la Comunidad en programas de humor y memes desde que, hace años, Murcia se ha convertido en una suerte de 'lepe' para cómicos y guionistas. De hecho, no es la primera vez que se recurre a la Región en 'La Resistencia': en 2021, el colaborador Jorge Ponce renunciaba a hacer un chiste porque "nació ya faltada" y en 2020, en una entrevista a Blas Cantó se "cagó" en el Real Murcia y en Efesé.

El error de un sevillano en 'La Resistencia' que da a Murcia donde más le duele

En esta ocasión, los murcianos se han vuelto a llevar un buen revés en el 'late night' de la mano de un sevillano que, con aparente inocencia, ha hundido a la Región al equivocarse en tan solo una palabra.

Broncano se encontraba charlando con el público cuando se detiene con Miguel, un joven sevillano, que invita a un murciano del público al estadio del Real Betis: el Benito Villamarín. El presentador le pide que deje de hablar de Sevilla y que, en su lugar, diga algo bonito de Murcia.

El joven sevillano pide que, primero, lo inviten a la Región ya que no conoce nada de ella; pero Broncano insiste en que haga cualquier comentario o que se invente algo "bonito" sobre Murcia. Tras dudar unos instantes sentencia: "El Mar Muerto", un error que pasa desapercibido por la elección de la compañera del público: "Viva Cartagena". Al principio, Broncano replica a la joven exclamando "¡Cartagena, no!" en referencia a la rivalidad entre la ciudad portuaria y la capital. Después, el murciano en el público le hace notar que el chico sevillano ha dicho "Mar Muerto" en lugar de "Mar Menor".

Al reparar sobre la equivocación del andaluz, el público estalla en carcajadas y este replica "Ya lo he matado, lo he matado". Broncano cierra la broma dirigiéndose a los murcianos: "os está destrozando sin querer, que es peor todavía porque no tiene mala intención"

El involuntario chiste ha tocado la fibra de los murcianos, cuya preocupación por la degradación de la laguna salada fue uno de los principales problemas en los barómetros del Centro de Estudios Murcianos de Opinión Pública (CEMOP) hasta el último estudio, cuando bajo a la novena posición.