Un joven de 21 años, de nombre Eric, perdía la vida este lunes tras ser acuchillado en el cuello en Mazarrón, indican fuentes sanitarias y policiales. El autor del crimen ha escapado y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado tratan de localizarlo.

Los hechos tuvieron lugar en la calle Emilia Pardo Bazán, en Puerto de Mazarrón, sobre las cuatro y media de la tarde, hora a la que Emergencias recibía una llamada para alertar de que había un chico que precisaba de asistencia sanitaria urgente, ya que había sido apuñalado en el cuello.

La Guardia Civil acordonó la zona, a la espera de que levantasen el cadáver del chico asesinado en Mazarrón. Loyola Pérez de Villegas

Al lugar se movilizaron agentes de la Policía Local de Mazarrón y de la Guardia Civil, así como dos ambulancias, aunque los sanitarios nada pudieron hacer por salvar la vida del chico.

"Han matado a Eric"

Se vivieron escenas de tensión, ya que numerosas personas, muchas de ellas allegadas del joven, se dieron cita en la calle, gritando, mientras esperaban la llegada de los sanitarios. "Han matado a Eric", se lamentaba una mujer. "Ayer mismo estaba de cachondeo con él", replicaba una chica, llorando. Con el paso de las horas, la tensión se fue rebajando, también debido a la presencia policial.

Según fuentes cercanas al caso, la cuchillada mortal tuvo lugar en la vía pública, tras lo cual el chico, malherido, accedió al interior de un domicilio. Tras ello, el chico volvió a salir a la calle, herido de muerte, se desplomó y murió.

Se alertó al forense de guardia, como manda el protocolo. Los restos serán trasladados al Instituto de Medicina Legal de Murcia, para que sea la autopsia la que confirme la causa del deceso. Del caso se hace cargo el equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Mazarrón.

Los investigadores que se personaron en la zona la acordonaron, para evitar que ninguno de los presentes accediese al cuerpo, a la espera del levantamiento del cadáver. Los restos mortales del finado permanecían, cubiertos por una sábana, en un descampado, en el cual hay viviendas cerca.

Vecinos del lugar admitieron a La Opinión que no les sorprende que se haya producido un homicidio en la zona, ya que en el barrio es habitual el trapicheo de sustancias y las peleas. Otro residente en la zona añadía que ni el difunto ni el homicida son del barrio, aunque Eric sí llevaba unas semanas residiendo ahí: le dio refugio un allegado, tras echarle de casa sus familiares, contaron. "El asesino acaba de salir del psiquiátrico", murmuraban otros, sin que se hubiese producido arresto alguno aún. Ellos tenían claro quién era el responsable: un individuo "de Mazarrón pueblo" al que llevaban un tiempo viendo deambular por su zona.

El de Mazarrón es el cuarto crimen del año en la Región, tras el asesinato de Claudia en Totana a manos de su novio Johan Styven, que la cosió a cuchilladas y escondió su cadáver en un trastero, el crimen acontecido en una casa okupa de La Unión, también con armas blancas de por medio, y el crimen de la casa cueva de Archena, en abril, cuando un hombre mató a otro a cuchilladas en una riña, tras haber bebido demasiado alcohol.