Opinión | Murcia D.F.

Objetivo del PSOE de Murcia: salir del letargo

La marcha de Serrano como líder de la agrupación socialista de Murcia debe ser un revulsivo para un partido que, en la esfera municipal, carece de proyecto político y estrategias que vuelvan a ilusionar a sus militantes

José Antonio Serrano, Susana Hernández, Carmen Fructuoso y Enrique Lorca.

José Antonio Serrano, Susana Hernández, Carmen Fructuoso y Enrique Lorca. / L.O.

Lleva años en letargo o en hibernación prolongada, como si de un oso se tratara, sin percatarse de la debilidad que exhibe de cara a la galería ante los grandes retos que existen en este momento en el municipio de Murcia, que marcarán el futuro de la capital y que serán la base de una urbe más moderna y más sostenible.

Así se percibe la agrupación de Murcia de los socialistas, que hasta ahora estaba presidida por el exalcalde, José Antonio Serrano, que hace unos días anunciaba que dejaba su acta de concejal y su cargo de secretario municipal, un hecho que debe ser utilizado por el PSOE como revulsivo para salir de la situación en la que se encuentra: desnortado, una circunstancia que tiene sumidos a sus militantes en una especie de cuerpo muerto a punto de la depresión.

Sin proyecto político y sin estrategias que sean capaces de ilusionar ni en la ciudad ni en las pedanías, los elegidos para comandar el nuevo PSOE municipal deberán trabajar a destajo para revertir los negros pensamientos que empiezan a aparecer en el horizonte. Serrano se dedicó a ser alcalde (aunque fue elegido secretario municipal en 2018 y no fue regidor municipal hasta 2021) básicamente, dejando en la trastienda las labores de líder local de los socialistas.

Las dificultades que conlleva una alcaldía como Murcia, sobre todo, para un hombre sin experiencia alguna pasaron factura a la agrupación socialista, que ahora inicia una nueva etapa. Lo primero es elegir una gestora, que debería estar liderada por Nuria García, la secretaria de Organización del PSRM-PSOE, alejada y distante de cualquier grupo o intoxicación en el ámbito local. Una mujer ‘objetiva’ en ese sentido, que debería citar a las agrupaciones locales y a sus secretarios para llevar a cabo cuanto antes un congreso en el que elegir al nuevo responsable y a un equipo fuerte.

Sin improvisaciones, pero tampoco sin dormirse en los laureles como les pasó en Cartagena, que estuvo la gestora funcionando casi dos años. La situación no es la misma, pero el tiempo pasa rápido y es urgente organizar Murcia si el PSOE quiere ser algo a nivel regional. Distintos nombres en la parrilla de salida para sustituir a Serrano. Los más evidentes, los del grupo municipal del Ayuntamiento.

El actual portavoz en el Consistorio, Enrique Lorca, tiene muchas papeletas para ser el nuevo líder local, teniendo en cuenta que viene de una potente agrupación que tiene a históricos militantes como Alfonso Navarro. Tampoco lo tiene mal la concejala Esther Nevado, compañera de militancia de Marcos Ros, en estos momentos diputado europeo y que conoce bien el Ayuntamiento, ya que estuvo de concejal. Un nombre que tampoco hay que perder de vista, al igual que el de Carmen Fructuoso, otra de las concejalas municipales (muy criticada por ser la cara visible del PSOE del Plan de Movilidad) y cara visible del ‘lobby’ de El Raal, una de las piezas que ha gobernado en la sombra al exalcalde.

 En ese lobby hay nombres relevantes que tienen mucho que decir en cuanto a la elección del nuevo secretario municipal, tales como Francisco Lucas, ahora diputado en el Congreso, o Juan Luis Soto, que ha sido diputado y senador. Sin embargo, uno de los hándicap de Fructuoso es que no parece que tenga muy buena prensa entre sus compañeros del Ayuntamiento. Siendo la número dos de la lista electoral de Serrano no obtuvo la portavocía, como así le hubiera correspondido, al tener en contra a algún concejal que otro. Fue relegada, un hecho que no es nuevo en el PSOE, que ya relegó en su día a otra número dos: Teresa Franco, demostrando, quizá, que los socialistas no se fían de las mujeres o actúan sin ponerse las gafas violeta. Vete tú a saber en un partido tan heterogéneo y con tantas mesas de camilla.

Tal vez el relevo venga de otras pedanías, donde puede que salgan candidatos. No hay que perder de vista a la agrupación de Susana Hernández, la exconcejala, que cuenta con apoyos firmes dentro del partido. Desde su agrupación ya se presentó como candidato para disputarle el cargo a Serrano el abogado Federico Pastor, un hombre que ha sido varias cosas en el PSOE de Murcia: alcalde pedáneo y secretario de grupo en el Ayuntamiento. Lo que es seguro es que las primarias socialistas estarán animadas, o al menos los prolegómenos. Por nadie pase.