27 de agosto de 2020
27.08.2020
La Opinión de Murcia
FC Cartagena

Aire fresco para la sala de máquinas

El FC Cartagena realiza la primera incorporación para el centro del campo tras el ascenso al anunciar la contratación de Pablo Clavería, quien procede del Fuenlabrada

26.08.2020 | 22:03
Pablo Clavería, nuevo jugador del Cartagena, tras un partido con el Fuenlabrada. prensa fuenlabrada cf

El FC Cartagena anunció ayer la incorporación de Pablo Clavería a la plantilla albinegra. El futbolista de 24 años ha militado las dos últimas temporadas en el Fuenlabrada, consiguiendo el ascenso a Segunda División y además acumulando más de 30 apariciones con el club madrileño. El jugador madrileño le aportará esa chispa de juventud que le hace falta al centro del campo del Cartagena. Pablo Clavería es el sexto fichaje que hace el cuadro albinegro para su primera plantilla, y el primero que hace para reforzar la posición de mediocentro.

Llega al Cartagena libre y firma por dos temporadas. El Alcorcón ha estado pujando fuerte por este jugador, ya que Mere Hermoso, entrenador del Fuenlabrada esta última temporada se encuentra ahora al frente del club de Santo Domingo. Clavería se caracteriza por ser un centrocampista rocoso y trabajador, además de tener una buena proyección de cara al ataque. Clavería comenzó su carrera como futbolista en el Rayo Vallecano. En el club vallecano destacó en las categorías juveniles. En la temporada 2014-15, con tan solo 18 años, hizo su debut en Primera División en un partido frente al Valencia donde el club de Vallecas acabó cayendo por 3-0. Clavería jugó los últimos diez minutos del partido, además también hizo una aparición con el filial en Segunda B. Durante la temporada siguiente dio el salto definitivo hacia el filial donde fue un jugador indiscutible. Jugó 26 partidos como titular, disputando más de 2.300 minutos con el filial vallecano y marcando nueve dianas en Tercera División.

Durante la 2016-17, hizo su debut en Segunda División con el primer equipo frente al Elche. Después de ese partido, pudo jugar nueve encuentros más acumulando un total de 500 minutos a las órdenes de Sandoval durante el primer tramo de la temporada, y Míchel, en las últimas jornadas. El gran potencial demostrado durante el tiempo en el que estuvo vinculado al Rayo Vallecano le valió para fichar por el Atlético Malagueño, filial del Málaga. Aquella temporada pudo ser de los jugadores más importantes del filial boquerón, jugándolo prácticamente todo, incluida la promoción de ascenso a Segunda B en la que acabaron venciendo al Yeclano de Sandroni. El filial malaguista consiguió el ascenso a la categoría de bronce. Clavería también lo consiguió, pero se marchó a otro equipo que estaba militando en dicha categoría: el Fuenlabrada. Con los kirikos llegó a ser un jugador muy destacado: 30 partidos jugador, 28 de ellos como titular y dos goles en dos goleadas que consiguió el cuadro entrenado por Mere.

Clavería ya sabe lo que es ascender a Segunda. Lo consiguió con el Fuenlabrada frente al Recreativo de Huelva de Marc Martínez, con quien compartirá vestuario a partir de ahora. Los azulones vencieron en una eliminatoria de campeones que el joven futbolista madrileño disputó al completo. El último año en Segunda no ha sido un jugador indiscutible, sobre todo a partir de la segunda mitad de la temporada con la irrupción de Pathé Ciss pero ha conseguido convertirse en una pieza útil para uno de los equipos que ha sido la gran revelación de la temporada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes