La Dirección General de Tráfico (DGT) contempla unos 710.000 desplazamientos por las carreteras de la Región de Murcia durante el puente de La Constitución y la Inmaculada Concepción, cuyo dispositivo especial comienza a las 15.00 horas de este viernes y concluirá en la medianoche del domingo 11 de diciembre, según han informado fuentes de la Delegación del Gobierno en un comunicado.

Durante esos días se establecerán servicios de control, regulación y vigilancia extraordinarios a cargo de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, que movilizará 200 agentes para atender labores de regulación del tráfico con el apoyo del Centro de Gestión del Tráfico del Levante (CGTL) y los Paneles de Mensaje Variable disponibles en las principales carreteras.

Además, contarán con los puntos de control de velocidad fijos y de tramo, con seis unidades móviles de radar y con el apoyo aéreo de helicópteros y drones.

La operación especial coincidirá algunos días con una nueva campaña de vigilancia y control sobre el consumo de alcohol y drogas en la conducción, que se desarrollará entre el 5 y el 11 de diciembre.

Durante estos siete días se intensificarán los puntos de control en todo tipo de carreteras y a cualquier hora del día. Con el objetivo de que la campaña se generalice también en las vías urbanas, la DGT invitará a los ayuntamientos que cuenten con Policía Local a que se sumen a la misma, con el establecimiento de controles en sus respectivos cascos urbanos.

Todos estos controles policiales tienen como objetivo prevenir que personas que han bebido o consumido drogas circulen por las carreteras y ciudades.

Accidentalidad

En 2021 en la Región de Murcia, de los 26 conductores fallecidos en siniestro vial en vías interurbanas y urbanas, el 48% había consumido sustancias psicoactivas, alcohol, drogas o ambas combinadas. En cuanto a los peatones fallecidos ese mismo año, el 11% obtuvo un resultado positivo en el análisis toxicológico.

Entre el 1 de enero y el 29 de noviembre han fallecido 28 conductores en la Región, y se tiene constancia del resultado del análisis toxicológico de 24, que indica que el 54% de los conductores fallecidos y analizados por el IML y el 37,5% de los peatones fallecidos en siniestros viales han consumido alcohol o drogas que han afectado a su conducción o a la seguridad de su desplazamiento a pie.

Los siniestros con víctimas en este periodo en vías interurbanas fueron 515, en los que hubo 40 fallecidos y 111 heridos graves. En relación al año pasado ha habido un 15% más de siniestros con víctimas y un 38% más de fallecidos. En cuanto a los heridos graves, este año ha habido 111. El año pasado en ese período hubo 78 heridos graves.