"Sea quien sea, caiga quien caiga, cueste lo que cueste y pese a quien pese, esto se va a aclarar", aseguró este domingo por la tarde el alcalde de Murcia, José Ballesta, durante la rueda de prensa posterior al comité de crisis celebrado ayer por la tarde en el Consistorio tras el incendio mortal en dos discotecas de la zona de ocio de Atalayas.

El regidor informó de que ya ha pedido toda la documentación referida a los locales en donde se produjo el incendio a todos los servicios del Ayuntamiento para averiguar si pudo haber algún tipo de negligencia.

"Lo único que podemos decir por el momento es que se encontraban dentro del horario de apertura", afirmó.

El responsable de bomberos de Murcia intervino para decir que aún es "pronto" para determinar dónde se inició el fuego. No obstante, sí que dejó claro que en el primer piso de Fonda Milagros fue donde se encontró el foco más importante del incendio, al que le dedicaron más esfuerzos. Es más, fue allí en donde aparecieron los trece cuerpos sin vida.

Solo han identificado tres cadáveres

Por otra parte, Ballesta informó de que solo han sido identificados tres cadáveres de los trece encontrados, ya que al resto no se les puede reconocer por sus huellas dactilares.

Añadió también que aún hay tres personas desaparecidas sin localizar, aunque en la zona donde aparecieron las víctimas del incendio no hay más cadáveres. "Se está haciendo un rastreo por cuadrículas", explicó, de un extremo a otro de las dos discotescas afectadas por el fuego para asegurarse de que no hay más restos humanos.

Tres unidades de bomberos continúan trabajando a estas horas y el Ayuntamiento les ha procurado iluminación nocturna. Se espera que este lunes por la mañana puedan abrir con normalidad todos los establecimientos cercanos a las discotecas.

La rueda de prensa del alcalde Ballesta sobre el trágico incendio en Atalayas se puede ver completa aquí.