La Comunidad responde a los ayuntamientos que no está en condiciones de repartir los 294 millones que el próximo año recibirá del Estado como heredera de la antigua Diputación porque, además de ser Murcia la región «peor financiada, tiene que gastarse más de lo que ingresa en atender las competencias de la desaparecida Corporación Provincial». El consejero de Presidencia, Turismo y Cultura, Marcos Ortuño, asegura que «solamente los hospitales heredados de la Diputación Provincial nos cuestan anualmente 335 millones».

Los Presupuestos de la Comunidad para 2023 incluyen una partida de 294,5 millones que la Región ingresará por ser una autonomía uniprovincial. Tal y como ha informado La Opinión, la presidenta de la Federación de Municipios , María Dolores Muñoz, ha escrito una carta al presidente del Ejecutivo, Fernando López Miras, y al consejero de Economía y Hacienda, Luis Alberto Marín, para pedirles la creación de «un fondo incondicionado» que permita a los alcaldes utilizar los recursos financieros que hasta ahora se quedaba la Administración regional para cubrir las necesidades prioritarias en cada caso. María Dolores Muñoz, que es la alcaldesa de Bullas, se queja de que los ayuntamientos de la Región son los peor financiados de todo el país. 

El secretario general de la Federación de Municipios, Manuel Pato, recuerda que «los consistorios contaban en 2010 con un Fondo de Cooperación Local de 45 millones», pero este año solo reciben seis millones del Plan de Obras y Servicios. 

Por su parte, el consejero de Presidencia contesta que «la regulación de la financiación local en nuestra Comunidad va de la mano de la financiación autonómica» y apunta que cuando Murcia «deje de ser la peor financiada de toda España, se podrá acometer esa regulación que mejore las aportaciones a los ayuntamientos».

Marcos Ortuño recuerda que las competencias de Sanidad de la Diputación incluían «el Hospital Provincial (ahora Reina Sofía), el Psiquiátrico y el de Los Arcos. De ahí que el dinero que se recibe del Estado tenga que distribuirse entre todas esas competencias. Este año recibimos 294 millones y solamente los hospitales heredados de la Diputación Provincial nos cuestan anualmente 335 millones. La financiación condicionada es totalmente insuficiente», sostiene. 

Añade que en «2023 para asistencia sanitaria hay unos ingresos previstos de 55 millones». Ortuño afirma que «el Gobierno regional es el principal  interesado en poder aumentar y regular las aportaciones que hace a los ayuntamientos», pero los ingresos que recibe la Comunidad Autónoma del sistema de financiación provincial son claramente deficitarios para financiar los gastos y competencias asumidas».

Murcia reclama a San Esteban 61 euros más por habitante 

El portavoz del Grupo Socialista del Ayuntamiento de Murcia, Enrique Lorca, mostró este miércoles «su indignación con el Gobierno regional, que deja abandonados a todos los murcianos al invertir solo 80,86 euros por habitante, cuando la media regional es de 141,88». Esto supone una inversión por habitante inferior en 61 euros. Sin embargo, afirma que Cartagena (gobernada por el PP) recibe 211,30 euros por vecino, 131 más que Murcia. Para Enrique Lorca, esta diferencia «es indecente. No tiene sentido este tipo de políticas que abandonan a una parte de la ciudadanía», asegura. 

Ortuño "miente"

Virginia Lopo. L.O.

La secretaria de Política Municipal del PSOE en la Región de Murcia, Virginia Lopo, ha denunciado que "el Gobierno regional se queda cada año con los fondos que envía el Gobierno de España a la Comunidad Autónoma como heredera de la diputación provincial y que deberían destinarse a los municipios de la Región".

"Los presupuestos regionales de López Miras para 2023 prevén que el Gobierno regional asuma los más de 290 millones de euros que enviará el Estado a la Región por ser una autonomía uniprovincial, recursos que en el resto de las provincias del país se ponen a disposición de los ayuntamientos", ha añadido.

Ha asegurado que el consejero de Presidencia, Marcos Ortuño, "miente" cuando utiliza como excusa el gasto generado por los centros sanitarios heredados de la antigua diputación para justificar que el Gobierno regional no destine estos recursos a los ayuntamientos. En este sentido, ha manifestado que "todos los gastos sanitarios están contemplados en el Sistema de Financiación Autonómica, incluidos los generados por los centros heredados de la antigua diputación provincial y la realidad es que el Gobierno de López Miras utiliza estos fondos para financiar las consecuencias de la mala gestión del Partido Popular al frente de la Comunidad Autónoma."

Lopo ha incidido en que "el consejero de Presidencia, Marcos Ortuño, sabe perfectamente que los ayuntamientos de la Región de Murcia son los peores financiados de España y que están asumiendo competencias impropias que debería prestar la Comunidad Autónoma".