«Es ridículo y demagogo culpabilizar a un gobierno autonómico de la celebración de un botellón». Así califica el Gobierno regional las declaraciones de la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, quien adelantó a La Opinión que el Ministerio investigará a la Comunidad por la fiesta en la isla del Ciervo del pasado 20 de agosto, donde fondearon numerosos barcos.

Ribera acusó al Gobierno de Fernando López Miras en una conversación con La Opinión de dejación de funciones y de no cumplir con sus competencias. Sin embargo, fuentes autonómicas indican que Capitanía Marítima y Guardia Civil «llevan toda la semana reconociendo que la vigilancia es competencia suya, siendo evidente que el control de seguridad es competencia del Gobierno de España». En este sentido, las mismas fuentes recuerdan que el pasado fin de semana se incrementó la vigilancia, «si bien parece tarde dada la concentración de la pasada semana».

Desde el Gobierno regional no comprenden la reacción de la vicepresidenta, quien aseguró que la actitud por parte de la Comunidad ha minado «la relación que yo entendía que estábamos construyendo de colaboración para trabajar en la restauración del Mar Menor». 

«Da la sensación de que Ribera esperaba un nuevo episodio de muerte de peces en el Mar Menor para confrontar políticamente y alimentar la crispación en la Región de Murcia», indican desde el Gobierno regional, que también echa en cara a Ribera que haya tardado «una semana en reaccionar» y lo haya hecho «con demagogia, falsedades y acusaciones sin sentido». «Da la sensación que solo piensa en el Mar Menor para generar controversia política», insisten.

El PP considera que Teresa Ribera está atacando de manera «sectaria» y «desleal» al Gobierno regional

Interpretan desde la Comunidad que la actitud de la ministra responde «a la clara orden del presidente Pedro Sánchez de atacar a Feijóo y a los dirigentes populares, a través del juego sucio de sus ministros, más pendientes de la polémica que de la gestión de asuntos de vital importancia para nuestra Comunidad».

Más allá de esta confrontación política, desde el Ministerio para la Transición Ecológica confirmaron este sábado a través de una nota que abrirán un expediente informativo con relación a la fiesta en la isla del Ciervo y, tal y como insistió Ribera, culpan a la Comunidad Autónoma de este hecho, ya que «debía haber informado previamente a la dirección general de Costas y a Capitanía Marítima». 

«La falta de control previo de las actividades recreativas que se desarrollan en el Mar Menor por parte del Gobierno regional propicia los excesos que alteran el delicado equilibrio del ecosistema de este espacio protegido y es un grave incumplimiento de lo establecido en el Decreto 259/2019, por el que se aprobó el Plan de gestión integral de los espacios protegidos del Mar Menor y la franja litoral mediterránea de la Región de Murcia», concreta el departamento de Teresa Ribera, tal y como la propia ministra adelantó a La Opinión. 

Por otro lado, el PP anunció que presentará en la Asamblea Regional una moción para «dotar a la Guardia Civil de más personal para la vigilancia del Mar Menor».