Kiosco

La Opinión de Murcia

Medio ambiente

Un cinturón verde en el Mar Menor de 2.000 hectáreas

El Ministerio adquirirá terrenos en el tramo final de las ramblas y en torno a los pueblos del sur de la laguna para instalar filtros verdes

Terreno próximo a Los Nietos, donde se proyecta un área de renaturalización. Loyola Pérez de Villegas

El cinturón verde en torno al Mar Menor es la medida estrella del Ministerio para la Transición Ecológica que está intentando darle el mayor impulso posible junto a las actuaciones en la Sierra Minera de Cartagena para proteger y restaurar la laguna degradada. En las últimas semanas se han sucedido varias reuniones entre técnicos del Ministerio y miembros de la Administración regional, ayuntamientos y colectivos ecologistas y vecinales implicados en la defensa del Mar Menor para definir cuáles van a ser las actuaciones y dónde para lograr la restauración de los ecosistemas en la franja perimetral y crear el ya famoso cinturón verde.

El Ministerio pretende que este corredor ecológico ocupe un espacio inicial de 2.000 hectáreas en torno a la laguna, y en la propuesta preliminar presentada contempla la construcción de entre seis o siete filtros verdes en torno a cauces o para desnitrificar aguas superficiales que atraviesen los terrenos adquiridos o expropiados o por bombeos del acuífero cuaternario del Campo de Cartagena.

Como avanzó este periódico, Transición Ecológica ya comenzó a negociar con varios propietarios de terrenos en los que está interesado para esa obra enmarcada en las soluciones basadas en la naturaleza. La mayoría de las actuaciones iniciales se centran en la mitad sur de la laguna, desde la desembocadura de la rambla del Albujón hasta algunos cauces mineros, pasando por ‘proteger’ con áreas de renaturalización (ha llegado a plantear seis) las grandes poblaciones al sur del Mar Menor.

La desembocadura del Albujón podría ensancharse con un filtro verde de 38 hectáreas

decoration

En lo que se refiere a la creación de humedales seminaturales, el Ministerio quiere hacerse con los terrenos al sur de la desembocadura del Albujón para proyectar un filtro verde de 38 hectáreas que filtre el caudal de la rambla contaminado de nitratos. El proyecto contaría con 3,7 millones de euros, de los que la mitad se invertirían en la adquisición del terreno y la otra mitad en obras, ya que existe la complejidad de que esta superficie se encuentra encerrada por la autopista AP-7 y la carretera del Carmolí, humedal que Transición Ecológica quiere ensanchar empleando estos terrenos ahora con cultivos agrícolas. Unos pocos de cientos de metros rambla arriba se proyectaría otro humedal de 10 hectáreas que filtraría agua del acuífero con un bombeo anual de 0,66 hm3. El objetivo es doble, según el Ministerio: «Reducir el contenido en nitratos del acuífero que vierte a la laguna y su nivel freático creando un conjunto de humedales seminaturales para el filtrado del agua antes de su entrada en el Mar Menor».

Frenar arrastres

En el entorno de la rambla del Miedo y la de Ponce, junto a las localidades de El Carmolí, Los Urrutias o Los Nietos, se proyectan otros dos filtros para desnitrificar por bombeo y para facilitar la eliminación de sustancias contaminantes como los arrastres de fosfatos vía superficial. La superficie abarcaría en ambos proyectos 279 hectáreas con la compra o acuerdo con varias fincas agrícolas, con un presupuestos completo de 24 millones de euros. En el caso del aeropuerto de San Javier, los técnicos pretenden actuar sobre 66 hectáreas de cultivo cerca del humedal de La Hita, también con bombeo del acuífero con un filtro verde subsuperficial. En San Pedro, la intención es hacerse con los terrenos en suelo no urbanizable o agrícolas al norte del parque de Las Salinas, entre las lagunas y la desaladora y el centro Pinatar Arena con una inversión de 3,3 millones para 23 hectáreas. En este caso, el objetivo es frenar las avenidas que se producen en la zona y que afectan a la localidad de El Mojón.

Los Nietos, Punta Brava, Los Urrutias, Mar de Cristal o Playa Honda tendrían áreas renaturalizadas

decoration

Sin quitar la agricultura

El Ministerio prevé seis áreas de renaturalización que rodeen varias localidades al sur de la laguna y que sirvan también como corredor verde teniendo como punto de conexión las ramblas mineras. La superficie señalada abarcaría 300 hectáreas, la mayoría tierras de cultivo en donde no se prevé quitar la agricultura, pero si se podría llegar a acuerdos con los propietarios para favorecer la implantación de cultivos que ayuden a la retención de escorrentías. Estas superficies también servirían como zonas de almacenamiento de agua y así reducir el riesgo de inundación en localidades como Los Nietos, Punta Brava, Los Urrutias, Mar de Cristal o Playa Honda.

Se priorizará la compra o llegar a acuerdos con propietarios de suelos no urbanizables o de secano

decoration

Ecologistas propuso un área de 15.000 hectáreas

Ecologistas en Acción ve con buenos ojos el proyecto del cinturón verde del Ministerio, aunque espera que acabe abarcando más superficie ya que en la propuesta presentada por la organización a Transición Ecológica el área contemplaba hasta 15.000 hectáreas en torno al Mar Menor. Apuestan por crear una zona libre de cultivos y de construcciones, en la que se recupere la vegetación natural. Humedales en zonas inundables y matorral propio de la zona en otras áreas para conseguir frenar de manera eficaz las entradas de abonos y sedimentos a la laguna.

Compartir el artículo

stats