29 de octubre de 2019
29.10.2019
Tu casa y túTu casa y tú

¿Por qué vender su casa en exclusiva con una inmobiliaria?

Vender una casa no es tan sencillo como pueda parecer y tendrá que dejarse aconsejar

29.10.2019 | 23:52
Vender en exclusiva no significa que la venta no pueda ser compartida por otras inmobiliarias.

Decidido, quiero vender mi casa. A veces cuesta tomar una determinación, pero si ya ha dado el paso, ¡enhorabuena! Si sabe los precios reales de venta en la zona (no los que se publican en Idealista ni los que le diga el conserje o su vecino), dispone de suficiente tiempo libre para atender a los interesados en los horarios más diversos y tiene conocimientos de fotografía, redacción publicitaria, marketing, decoración, derecho inmobiliario, financiación hipotecaria, venta, negociación, tributación, etc€ puede lanzarse a vender la vivienda por su cuenta.

¿Ya lo ha intentado pero no ha conseguido cerrar la venta? En la mayoría de los casos, vender una vivienda no es tan sencillo como pueda parecer y tendrá que dejarse aconsejar por un profesional. En este momento se le plantearán nuevas dudas: ¿cómo elegir la agencia inmobiliaria adecuada?, ¿trabajo con una o con varias?, ¿del barrio o por internet?, ¿qué sistema es el mejor para vender mi casa?, ¿cuánto cobran las agencias?,€

Otra opción: la exclusiva compartida


Frente a quien prefiere ofrecer la comercialización a varias inmobiliarias o firma una exclusiva cerrada, a continuación le desvelamos algunas ventajas de trabajar en el sistema de exclusiva compartida, una forma de trabajar que cede el protagonismo a las necesidades del propietario:

1. Seguridad: usted quiere una empresa seria que le ofrezca garantías. Una agencia con grandes posibilidades, que tenga un posicionamiento importante en el sector, pero sobre todo busca en esta agencia a un profesional del sector inmobiliario. Este es un negocio de personas y lo que le hará decidirse finalmente por una agencia o por otra es que el agente inmobiliario con el que trate esté preparado y que le transmita confianza y seguridad.

2. Compromiso: asegúrese que la agencia va a poner todos los esfuerzos en la venta de su casa, es decir, va a invertir tiempo y dinero en la comercialización para conseguir venderla en el plazo acordado. Que su casa no sea una más entre muchas. Exija un compromiso para que le representen frente a todas las demás agencias del sector y que mantengan con ellas acuerdos fluidos de cooperación. Un solo interlocutor que haga frente a todas sus dudas, que atienda todas las solicitudes y a todos los interesados, pero que no sea el único que la pueda vender. Estos acuerdos con otras agencias y una potente red propia harán que muchas otras agencias se interesen por su propiedad. Usted no tiene tiempo para escuchar a todas, pero su agente lo tendrá. Un solo interlocutor proporciona seguridad tanto a usted como a los compradores.

3. Difusión: conocer el perfil del posible comprador es importante para enfocar todos los esfuerzos en llegar a él. El siguiente paso será difundir toda la información de forma correcta. Será vital que su agencia cuente con una red de puntos de venta insuperable. Aquí entra en funcionamiento la MLS (Multiple Listing Service). Se trata de la bolsa inmobiliaria común de inmuebles en exclusiva, que permite la cooperación entre más de 700 oficinas y miles de profesionales en toda España. Esta filosofía de trabajo es el presente y el futuro de la intermediación inmobiliaria en España: un sistema que aglutina la más amplia oferta inmobiliaria del momento puesta a disposición del vendedor para que éste obtenga las máximas ventajas.

4. Único precio: si trabaja con más de una agencia es probable que estas tengan diferentes honorarios y por lo tanto diferentes precios para su casa. Esto puede generar mucha desconfianza en los compradores potenciales y "quemar" el inmueble. Las viviendas que se comercializan así suelen subastarse a la baja ya que la agencia intenta defender la oferta del comprador frente al precio del vendedor.

5. Motivación: un buen agente trabajando en exclusiva compartida estará más motivado para conseguir la venta ya que sabe que su tiempo y esfuerzo no pasarán sin recompensa. Con la nota de encargo, al no tener la certeza de cobrar, el agente no estará motivado, no podrá invertir en el inmueble y sus contactos los llevará a viviendas y clientes con los que sí exista un compromiso. Frente al cobro de una comisión, estos agentes prefieren hablar de honorarios. La comisión implica un condicionante: si se vende la casa se cobra una comisión. Los honorarios implican que el profesional que trabaja en exclusiva compartida solo aceptará el encargo si considera que puede satisfacer las necesidades de su cliente en los términos acordados. Para ello realiza previamente un análisis de las expectativas del vendedor y de las características del inmueble.

6. Control: todas las personas que visiten su casa se identificarán y firmarán la correspondiente hoja de visita. Si usted no está en la vivienda siempre les abrirá y acompañará su agente. Al tratarse de un profesional, contará con su correspondiente seguro de responsabilidad civil para afrontar cualquier imprevisto. Y si usted lo desea podrá dejarle un juego de llaves, que custodiarán en la oficina, para poder atender a los posibles compradores en cualquier momento, incluso fines de semana. También es importante controlar el proceso de negociación de las posibles ofertas para defender sus intereses. Si las ofertas llegan a través de distintas agencias será prácticamente imposible defender el precio de venta acordado y conseguir que el interesado suba su oferta.

Como ve, hay muchos factores a tener en cuenta a la hora de elegir con quién vender su casa. Así que si decide contar con alguien que le libre de quebraderos de cabeza busque una compañía que le proporcione tranquilidad y póngase en manos de un asesor inmobiliario que le ofrezca confianza.

Pedro Mesas Oyuela es asesor inmobiliario y manager de producción en RE/MAX Antares

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook