Kiosco

Caso Abierto - La Opinión de Murcia

Crimen

La parricida de Santomera rompe su silencio: "Nunca voy a saber cómo llegué a matar a mis dos hijos"

Paquita González habla para un programa de televisión: "No existe un motivo para hacer lo que hice. Sí sé que fui yo, pero no lo recuerdo", asegura

La parricida de Santomera, durante la entrevista que concedió al programa 'En el punto de mira'. L.O.

«No sé, ni nunca voy a saber cómo llegue en esa noche a hacer lo que hice, ni cómo fue ni por qué lo hice». Es lo que dice Paquita González, la parricida de Santomera que hace veinte años mató a sus dos hijos -de 6 y 4 años- estrangulándolos con el cable de un cargador de móvil en su casa mientras dormían. La procesada por el doble crimen rompe ahora su silencio en el programa 'En el punto de mira' (Mediaset), que se puede ver en la plataforma MiTele, recordando cuáles podrían ser los motivos que le llevaron a acabar con la vida de los dos menores.

«El cómo fallecieron mis hijos es lo que más me han preguntado y a lo que no sé responder después de todos estos años. No existe un motivo para hacer lo que hice. Sí sé que fui yo, pero no lo recuerdo», asegura una Paquita con lágrimas en los ojos durante la entrevista. Tras el juicio fue condenada a cuarenta años de prisión -veinte años por el asesinato de cada hijo-, pero en la actualidad sigue disfrutando de permisos fuera de la cárcel.

Aunque la parricida de Santomera defiende durante toda la entrevista que no recuerda cómo ejecutó su plan para matar a sus hijos como venganza ante hasta entonces su marido, sí que confiesa que «la ira iba descargada» hacia él. «Aquella noche también lo ‘veía’ a él. Yo la quería descargar contra él, pero ya no por infidelidad, sino por la vida que él a mí me daba: una llena de incertidumbres».

'En el punto de mira' también destaca que durante la conversación que mantuvieron con Paquita ella sí que recuerda cuáles fueron las últimas palabras de sus hijos antes de que fallecieran: «Mi hijo pequeño, Adrián, no dijo nada. Francisco Miguel, el segundo mayor, dijo ‘no’. Yo recuerdo vagamente que le dije ‘date la vuelta’ -para tratar de estrangularlo con mayor facilidad-, pero en aquel momento solo veía a mi marido y dos cabezas. Estaba muy drogada. También recuerdo que Francisco Miguel me dijo que parara, pero no paré».

A lo largo del programa se rememoran los terribles hechos que ocurrieron en la noche del 19 de enero de 2002 y que conmocionaron al pueblo de Santomera y a toda la Región y cómo Paquita envió un SMS de advertencia a su marido con el mensaje premonitorio ‘Empieza el baile’ y que delataba lo que iba a hacer. «Si tuviera ahora delante a mis hijos, les diría que los amo. Estoy arrepentida desde que pasaron los hechos. No en el mismo momento, sino cuando me di cuenta de lo que había hecho».

Paquita sigue defiendiendo que en todo momento estuvo bajo los efectos de las drogas en la fatídica madrugada y que un ladrón entró en su casa y mató a los dos niños: «Consumí cocaína, alcohol y ansiolíticos, los tres en grandes cantidades. Yo creía que alguien había entrado a mi casa realmente. A la mañana siguiente fui consciente, después de todo lo que me había metido. No es que durante el juicio hiciese una testificación errónea, es que lo creía».

«Cuando tomas coca, pasan dos o tres horas y te das cuenta de que todo lo de atrás han sido alucinaciones, paranoias, miedos... Eso fue lo que me pasó a mí», argumenta segura ante la cámara.

Paquita González, durante uno de los permisos tras permanecer 20 años en prisión. L.O.

Testigos directos de lo sucedido

El reportaje de investigación, de más de una hora de duración, cuenta también con los testimonios de algunos protagonistas directos del suceso por aquel entonces. Entre ellos, los del actual director de La Opinión y por aquel entonces redactor de la sección de Tribunales y Sucesos del periódico, José Alberto Pardo, quien afirma que, durante el entierro de los dos menores, Paquita «no intentó engañar solo a la Guardia Civil, intentó engañar a todo el pueblo. Estaba dejándose consolar por todo el pueblo».

Pardo explica que cubrió la noticia del entierro ya sabiendo que la madre iba a ser detenida horas después: «Desde la madrugada anterior ya nos habían comentado el contenido de la investigación, que apuntaba a la madre como la asesina. La Guardia Civil decidió detenerla después del funeral para no enfrentarse con el pueblo. Verla fingir de esa manera te ebulle un poco la sangre. Estaba haciendo su papel estelar de madre afligida».

Imágenes inéditas del juicio de la parricida de Santomera

Imágenes inéditas del juicio de la parricida de Santomera Eva Moya

También se rememora la relación «tóxica», «malsana» y los celos que sufría por el padre de sus hijos y cómo llegó a contratar a un taxista privado para ir algunas noches a los clubes de alterne que él solía frecuentar en el Polígono Industrial Base 2000 de Lorquí.

Asimismo participa Salvador López, actual jefe del Laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil de Murcia y uno de los investigadores del caso: «A la mañana siguiente, en su casa, ella estaba nerviosa, pero no estaba abatida ni mostraba señales de duelo. Su testimonio no cuadraba con todo lo que había sucedido. Nos indicó de una manera muy insistente los indicios que teníamos que mirar. Quería dirigir nuestra actuación».

Por su parte, la psicóloga Ana Villarubia no duda en explicar que durante la entrevista «hay una parte de la actitud» de Paquita que «es impostada», ya que «la mujer en la que se ha convertido hoy es un producto que ha aprendido a racionalizar la culpa para poder vivir con ella. Está reproduciendo un guion que ha dicho muchas veces, no hay frase dubitativa y hasta los silencios parecen bien orquestados», sentencia.

Compartir el artículo

stats