Opinión | La Feliz Gobernación

El síndrome de San Esteban

Fernando López Miras, en el pleno del pasado miércoles de la Asamblea Regional

Fernando López Miras, en el pleno del pasado miércoles de la Asamblea Regional / Loyola Pérez de Villegas

Al minuto siguiente de ser aprobada. En ese momento la Comunidad de Murcia recurrirá al Constitucional la amnistía que diseña Sánchez para los responsables de la patochada de la declaración de independencia de Cataluña. Así lo expuso López Miras en la Asamblea a una pregunta que le puso en bandeja el portavoz del PP, Quino Segado, para tratar de que los titulares de la sesión de control al Gobierno no aludieran al fiasco del transporte escolar, todavía irresuelto.

El Constitucional se va a colapsar de recursos contra la amnistía, si es que antes no pasa Sánchez por él a solicitar un plácet previo. No sabemos si, además del PP, la consigna es que lo hagan también todos los presidentes autonómicos de ese partido, que son unos cuantos, o se trata de un acto voluntarioso del murciano. Pero la pregunta es qué se le ha perdido a esta Comunidad en tal asunto, que puede ser todo lo políticamente discutible que se quiera, pero que en nada perjudica a esta Región.

Este amago de ser más papista que el papa nos podría llevar a sospechar que López Miras pretende abrir una tercera vía entre Ayuso y Moreno Bonilla en la alternativa al desangelado Feijóo. Puede parecer una broma, pero también lo parecía cuando fue investido por primera vez como presidente autonómico (desconocido, improvisado, bisoño...), y ahí lo tenemos, arraigado, plenipotenciario y ya casi a punto de carismático. Un paso más, y a la Moncloa.

Hablando de Moncloa, se dice que los presidentes que la ocupan sufren enseguida un síndrome de ese nombre que consiste en ocuparse más de la política internacional que de la doméstica. A ver si va a ocurrir otro tanto con San Esteban, pues desde que se inició la actual legislatura vemos a López Miras completamente entregado a la política nacional mientras se suceden datos que advierten de importantes vías de agua en los asuntos que le son propios.

Nos está naciendo un líder nacional, y muchos todavía no se han enterado. Suerte.