El Ayuntamiento de Murcia está decidido a plantar cara a los vertederos ilegales que proliferan en innumerables puntos negros del municipio de Murcia. La reciente modificación de la ordenanza de limpieza viaria, el aumento de los recursos materiales por parte de la empresa que gestiona el servicio de recogida o el desarrollo de campañas de concienciación han sido algunas de las medidas adoptadas recientemente para frenar estos estercoleros que, además de dañar la imagen del municipio, suponen a la postre un problema higiénico-sanitario, amén del riesgo de incendio en los meses más calientes.

La última de las medidas encaminadas a este fin es el uso de los drones de la Policía Local de Murcia para cazar a los que tiran basura donde no deben. Los detalles de esta acción municipal se ofrecerán este jueves en rueda de prensa.

Cabe recordar que el Consistorio adquirió hace pocos meses varios de estos aparatos y que cerca de una treintena de policías realizó un curso de formación, con clases teóricas y prácticas y atendiendo a los requisitos establecidos por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), organismo que regula los conocimientos necesarios para volar este tipo de aeronaves.  

Con los drones, que serán controlados por la Unidad de Patrulla Ecológica, el Ayuntamiento de la capital podrá prevenir la acumulación de basura en estos vertederos incontrolados, pero también identificar a quienes lo hacen, particulares o empresas de construcción que hasta ahora actuaban con total impunidad para ahorrarse el canon del traslado de los residuos a una planta de tratamiento autorizada. 

Vertedero ilegal a orillas de la Carretera de Mazarrón L.O.

Además, según ha podido saber esta Redacción, se instalará en estas zonas diversa cartelería, tanto para advertir de la presencia de los drones como para recordar la normativa municipal y la sanciones a las que se enfrentan los infractores.  

No se trata de una medida pionera en España, muchos ayuntamientos aplican desde hace años este tipo vigilancia aérea como Alicante, Plasencia, Torrevieja o Valladolid, en donde se controlan hasta 16 zonas.

Además de estos drones, tal y como anunció la concejala de Limpieza Viaria, Carmen Fructuoso, en el último Pleno municipal, el Ayuntamiento también está barajando la posibilidad de instalar cámaras fijas en los puntos más conflictivos. 

6.000 metros de altura

Los dos drones que posee la Policía Local de Murcia son ligeros (no superan los dos kilogramos) y son capaces de alcanzar una velocidad 72 kilómetros por hora. En cuanto a la altura, pueden ascender hasta 6.000 metros. Hasta ahora se ha contado con ellos para llegar a zonas de difícil acceso, controlar eventos multitudinarios, situaciones de emergencia y reconstrucción de accidentes de tráfico, entre otros cometidos. El más reciente fue su uso durante la Subida de La Fuensanta. Las aeronaves también pueden emplearse como altavoces y focos de luz cuando sea necesario. Según ha informado hoy el edil de Seguridad Ciudadana, Enrique Lorca, se está trabajando para adquirir más drones.