15 de enero de 2020
15.01.2020
Municipal

La plaza de San Andrés tendrá un aula gastronómica como Verónicas

La Concejalía de Comercio también plantea un servicio de Bibliomercado en las instalaciones

15.01.2020 | 04:00
La plaza de San Andrés tendrá un aula gastronómica como Verónicas

La plaza de abastos de San Andrés contará con un aula gastronómica para hacer talleres y degustaciones similar a la que está funcionando en Verónicas. Este es uno de los proyectos en los que viene trabajando la concejalía de Comercio y Mercados y por ello ayer el edil responsable, Juan Fernando Hernández, visitó las instalaciones junto a la concejala de Agenda Urbana y Gobierno Abierto, Mercedes Bernabé, y el presidente de los comerciantes de la plaza, Santiago Molinero.

El encuentro sirvió para que tanto los concejales como los jefes de servicio de Mercados y de Bibliotecas conocieran los espacios que hay disponibles, ya que también se quiere impulsar la apertura de un servicio de Bibliomercado. Hasta el momento sólo la plaza de Saavedra Fajardo cuenta con biblioteca propia, ya que fue en ese mercado donde se inició el proyecto de forma piloto y, debido a los resultados tan positivos que ha dado en estos últimos años, ahora se extenderá hasta la de San Andrés, concretamente a la zona de la galería comercial.

Para ello, la Concejalía de Comercio y Mercados colaborará con la de Agenda Urbana adquiriendo el compromiso de ceder, reformar y acondicionar uno de los espacios de la galería comercial de San Andrés para el futuro Bibliomercado.

«Con este tipo de iniciativas seguimos dinamizando nuestras plazas de abastos municipales para que se conviertan en puntos de encuentro y convivencia capaces de aglutinar a un público cada vez más amplio y heterogéneo, además de impulsar el pequeño comercio», ha subrayado el edil Juan Fernando Hernández.

Dietética y educación para la salud

El responsable de la Red Municipal de Bibliotecas del Municipio de Murcia, Pedro Antonio Jiménez, explica a LA OPINIÓN que en la de la plaza Saavedra Fajardo existe una zona con libros sobre dietética, educación para la salud y gastronomía, bloque que se complementa con otra sección de literatura y una tercera de películas de DVD. Ese primer Bibliomercado cuenta con un auxiliar de biblioteca y un ordenanza, que será el mismo personal que tenga próximamente el mercado de San Andrés.

«Aunque los mercados son similares, este espacio tiene más ventajas para la zona de biblioteca al disponer de una mayor amplitud», destaca Jiménez.

El concejal de Comercio dice que la sala de la biblioteca podría estar conectada con la futura aula gastronómica y así hacer que sea un espacio más dinámico. En este caso, el presidente de los comerciantes del mercado de San Andrés está convencido de que estos nuevos servicios permitirán aumentar la afluencia de clientes a la plaza.

La edil Bernabé también valora de forma muy positiva esta iniciativa, que quedaría enmarcada dentro de 'Murcia Capital de la Gastronomía' y explica que «el objetivo es generar un lazo de unión entre las plazas de abastos y nuestras bibliotecas, promocionando estos puntos para el encuentro vecinal y el fomento de la convivencia».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook