La Región de Murcia está a la cabeza en el número de siniestros con animales domésticos en las carreteras. El incremento de los casos de abandono animal está haciendo mella en el asfalto: la Comunidad aglutina el 17,07% del total de accidentes viales en los que se ven involucrados perros o gatos respecto al total de provincias del país. 

Las protectoras de animales murcianas han venido alertando en los últimos meses de que han aumentado los abandonos y, por contra, han disminuido las adopciones debido a la subida generalizada de los precios en todos lo sectorees y al aumento ‘irreal’ de las acogidas durante el confinamiento.

Muchos de los animales que acaban siendo soltados en carreteras y que no llegan a poder ser rescatados, bien por alguna protectora o por algún usuario, pierden su vida tras chocar o impactar contra algún vehículo, ya sea en autovías, en carreteras nacionales o comarcales.

En el ranking de accidentes con animales domésticos se sitúan, por detrás de la Comunidad, Pontevedra (14,16%), Sevilla (11,25%), Barcelona (9,23%) y Cádiz (8,85%). 

Las protectoras vienen alertando desde hace meses de que los abandonos han ido en aumento

Son los datos que recogidos en el VI Informe del Centro de Estudios y Opinión Ponle Freno-AXA de Seguridad Vial sobre accidentes con animales, que se públicó este miércoles. En el documento también aparece reflejado que Murcia está en el ‘top 10’ de provincias españolas con más accidentes con animales -sean domésticos o salvajes- en el tráfico de vehículos.

En concreto, la Región representa el 3,32% del total de estos siniestros. Burgos, que es la primera provincia, cuenta con un 6,34% del total. A continuación van Orense (4,99%), La Coruña (4,89%), Islas Baleares (4,41%), Pontevedra (4,10%), León (4,03%), Lugo (3,45%), Asturias (3,42%), la Región (3,32%) y Lérida (3,29%). Entre estas diez primeras provincias se aglutina el 42% total de los siniestros en todo el conjunto del país.

Las cifras del informe corresponden a los datos recogidos por la compañía de seguros AXA desde 2018 hasta 2022. Y es que la peligrosidad de los accidentes en carretera con animales sigue creciendo tras duplicarse el número de siniestros en solo cinco años «en una tendencia al alza solo interrumpida en 2020 debido a las restricciones de movilidad debido a la pandemia.

En el informe recuerdan asimismo que con la entrada en vigor de la Ley de Bienestar animal, el abandono de animales está castigado con penas, por ejemplo, de multas de 500 a 10.000 euros si un perro se escapa de casa e incluso penas de cárcel de hasta 36 meses si el animal muere con algún agravante.  

Para Josep Alfonso, director general del Centro de Estudios y Opinión Ponle Freno-AXA, “el incremento de la población animal en los últimos años ha incrementado la peligrosidad en la circulación en zonas concretas donde sigue siendo muy importante reducir la velocidad y mantener la distancia de seguridad para evitar siniestros”. 

Respecto a los datos nacionales, el jabalí es el animal que más siniestros provocó el año pasado con un 45% de la siniestralidad (9 puntos porcentuales más que el año anterior), seguido del corzo (23%) y el perro (15%). Estos tres animales representan el 84,5% del total de siniestros registrados en el informe.