La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), a través de su observatorio de precios, ha comprobado cómo algunos alimentos se han encarecido de cara a la Navidad, pero bastante antes de lo habitual. Concretamente han calculado subidas de hasta un 32% en once de los 15 alimentos típicamente navideños sobre los que efectúan un seguimiento desde 2015.

Son de los más demandados en estas fechas en mercados municipales, supermercados e hipermercados de Murcia, Albacete, Barcelona, Bilbao, Madrid, Sevilla, Valencia, Valladolid, Málaga y Zaragoza.

Respecto a las mismas fechas de 2021, el incremento de los precios es de un 5,2% de media. Sin embargo, la OCU apunta que se trata de "una evolución dispar en función de los diferentes productos". Siete de estos once alimentos cotizan al alza por encima del 10%.

Las cenas de Navidad más caras de los últimos años

El producto que ha experimentado una mayor subida es la lombarda, que cuesta un 32% más, seguida del incremento del 16% de la merluza y el precio del pavo que marca un 14% más; el redondo de ternera, la piña y los percebes se han encarecido un 13%, mientras que los langostinos lo han hecho en un 11%.

En el escalón de los productos que también se han disparado, pero por debajo del 10%, se encuentran la lubina (6%), el besugo (3%), las almejas (2%) y el cordero lechal (1%). Este último fue uno de los alimentos que experimentó una mayor subida el pasado año, un 22%. Según indica la OCU, que prácticamente mantenga su precio es un indicativo de lo caro que es.

Por otro lado, también se han observado precios a la baja, aunque son escasos: el de las angulas (-23%), las ostras (-17%), el jamón ibérico de cebo (-4%) y la pularda (-1%).

Finalmente, la Organización de Consumidores y Usuarios señala que, en esta época marcada por la inflación, más de un tercio de la cesta de la compra de navidad está compuesta por productos que se encuentran en máximos históricos. Es decir, las cenas de Navidad de 2022 serán de las más caras de los últimos años.