Kiosco La Opinión de Murcia

La Opinión de Murcia

Agua

El Gobierno alcanza un acuerdo con los regantes por el agua de Torrevieja

Los convenios por el agua desalada que Acuamed ha negociado con el Scrats dejarán un precio de producción de 0,32 euros/m3, que subirá hasta los 0,44 euros con los gastos de transporte e IVA

Planta desaladora de Torrevieja, que ampliará su producción hasta los 120 hm3. Tony Sevilla

El Ministerio para la Transición Ecológica, junto con la sociedad estatal Acuamed que gestiona las desaladoras del Levante, ha llegado a un acuerdo con los regantes para fijar el precio del agua desalada de la planta de Torrevieja en los futuros convenios de concesión que se han negociado con el Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura. El objetivo era alcanzar un acuerdo antes de final de año, algo que se ha logrado tras largas conversaciones con los agricultores del sureste español. 

El precio pactado en un principio -queda firmar de forma definitiva los convenios- quedaría en 0,32 euros el metro cúbico de agua a su salida de la planta desaladora. Esta cantidad se incrementará hasta los 0,44 euros por los gastos de transporte del agua hasta las comunidades de regantes más el IVA. Sin embargo, remarca el presidente del Scrats, Lucas Jiménez, este precio no sería real del todo ya que cada comunidad acaba aportando de media entre 8 y 10 céntimos

El acuerdo logra rebajar la tarifa subvencionada por el agua desalada de la que se beneficiaban los regantes, ya que pagan ahora 34 céntimos por metro cúbico de Torrevieja a la salida de planta. Pese a ello, el ‘precio social’ que eliminó en marzo el Gobierno situaba esta subvención en 30 céntimos.  

El borrador está pendiente de que lo revisen los servicios jurídicos del Ministerio y que cada comunidad de regantes analice los diferentes puntos del acuerdo para comprobar lo pactado. Aun así, Jiménez cree que la mayoría de los regantes aceptará el precio. Y, pese a todo, los agricultores insisten en ver esta producción como un complemento al agua del Tajo y no al revés, como apunta el Ministerio. 

Ampliación de la planta

Estos convenios a diez años van en paralelo a la ampliación de la planta desaladora de Torrevieja, cuya producción debe pasar a los 120 hectómetros cúbicos al año y el precio se regirá por el acuerdo alcanzado ahora. El Ministerio se ha comprometido con los regantes a que en el primer trimestre de 2023 estén licitadas las obras para la ampliación de las instalaciones, sin especificar todavía cuándo lo harán las de Águilas y Valdelentisco. La Sociedad Estatal Aguas de las Cuencas Mediterráneas (Acuamed) ya tiene asignados 62 millones para este proyecto que llegarían de los fondos de recuperación europeos. 

A esto se sumarían otros 70 millones de euros que se invertirían en construir las instalaciones fotovoltaicas, cuya tramitación está en la fase de licitación de la redacción del proyecto para adjudicarlo a finales de este año e iniciar las obras en 2023. «La energía solar puede abaratar 4 o 5 céntimos la producción de agua desalada, pero no es la panacea. Es una rebaja importante pero nos repercutirá con los costes en la impulsión del agua con las nuevas conexiones» entre desaladoras, subraya el presidente del Scrats. 

Cláusulas

Las «cláusulas abusivas» de los convenios, como las sigue definiendo Jiménez, no han cambiado y es algo que no entienden desde el Sindicato. Se avalará una anualidad de los costes fijos, es decir, «por cada millón de metros cúbicos concedidos a una comunidad de regantes se tendrá que avalar 117.000 euros».

200.000 euros al mes de tarifa eléctrica en comunidades de regantes de la Región

Las comunidades de regantes han tenido que soportar un incremento de sus facturas superior al 600% en el último año, según datos de Federación Nacional de Comunidades de Regantes (Fenacore). Explican que el precio del kilovatio ha subido más del triple comparado con el que pagaban el año pasado. De media, en el periodo más barato en 2021 el precio estaba en torno a los 5 céntimos/kWh, cuando este año está costando como mínimo más de 15-16 céntimos/kWh. El presidente del Scrats, Lucas Jiménez, detalla que hay comunidades de regantes en la Región cuya tarifa eléctrica ha ascendido hasta los 200.000 euros mensuales: «Una barbaridad».

Compartir el artículo

stats