Kiosco La Opinión de Murcia

La Opinión de Murcia

Agua

Los regantes del Levante vaticinan un final de año sin agua del Tajo

El Ejecutivo regional critica que ya van 19 recortes en los envíos de agua, un total de 149 hm3

Recursos hídricos de Puerto Lumbreras. Puerto Lumbreras

El asunto del agua se pone serio en el Levante. Las últimas lluvias han beneficiado a la cuenca del Segura y por extensión a los cultivos de regadío y secano de la Región de Murcia. El problema está en la cabecera del Tajo, donde la sequía prolongada que sufre y la falta de precipitaciones en este tramo del río impide que las reservas en los embalses de Entrepeñas y Buendía aumenten.

Los técnicos de la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura apuntan a que el sistema del Trasvase se encontraría en condiciones hidrológicas excepcionales (nivel 3) durante todo el trimestre. Se podría trasvasar el volumen máximo mensual de 20 hm3 durante los próximos tres meses, con lo que el sistema finalizaría el trimestre con unas reservas de unos 420 hm3. Por lo pronto, el Levante podría obtener 69 hm3 del Tajo antes de que el sistema entrara en el nivel 4, cuando automáticamente se cierra el Trasvase al tener los dos embalses de cabecera menos de 400 hm3.

"A lo largo del trimestre octubre-diciembre, por tanto, se podrían trasvasar 60 hm3 como máximo", aseguran los técnicos. La ministra Ribera, sin embargo, ha optado por no oírles y volver a recortar por segundo mes consecutivo el agua para el regadío. Este octubre solo se trasvasará 7,5 hm3 para el abastecimiento urbano. Esta situación hace prever el peor de los escenarios para los regantes murcianos, que vaticinan un ‘Trasvase cero’ para el regadío. Esta decisión la tomaría exclusivamente la ministra, ya que los técnicos sí recomiendan el trasvase máximo porque todavía quedan reservas en el Tajo.

Con los precios del campo a la baja, la falta de agua y la incertidumbre por los precios del agua desalada, los agricultores afrontan el panorama actual con mucha preocupación e incertidumbre. El Ministerio defiende que hay reservas de volúmenes de agua trasvasada disponibles en la cuenca del Segura (42,57 hm3), pero el Sindicato Central de Regantes aclara que para el regadío solo quedarían 8 hm3, y el resto están comprometidos para el consumo humano. Rechazan depender del agua desalada en cuanto se agoten esas reservas, por lo que piden seriedad al Ministerio de cara a decidir qué cantidades se trasvasan en noviembre y diciembre.

Impacto de 600 millones

El Ejecutivo regional denunciaba este viernes que ya son 19 las ocasiones en las que el Gobierno de España ha recortado los envíos de agua del Tajo al Segura, lo que ha supuesto que dejen de llegar más de 149 hectómetros.

Así lo reflejó el consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca, Medio Ambiente y Emergencias, Antonio Luengo, quien afirmó que con esta decisión se han impuesto "las decisiones políticas y partidistas a las recomendaciones técnicas". "Esto supone que de las 28 ocasiones en las que la ministra Teresa Ribera ha tenido la capacidad de modificar los envíos, en el 67 por ciento de los casos ha optado por reducir los aportes para regadío", criticó el consejero.

En concreto "es la sexta vez que el Gobierno de España condena a la Región con un trasvase cero para regadío, en lo que ya ha dejado de ser una situación extraordinaria para convertirse en algo habitual, cumpliendo con la amenaza de Pedro Sánchez, quien en 2018 ya avisaba de que su objetivo era acabar con el Trasvase Tajo-Segura", lamentó el consejero.

A su juicio, en términos económicos, "esto ha ocasionado unas pérdidas directas que superan ya los 600 millones de euros", tal y como estima la Cátedra del Agua de la Universidad de Alicante y la Diputación de Alicante, "que estima que la aportación de cada hectómetro cúbico del Trasvase al Levante es de cuatro millones de euros".

Valencia presiona para mantener el caudal ecológico en 7m3/segundo

La consejera de Agricultura de la Comunidad Valenciana, Mireia Mollà, no quiere que desde Madrid se continúe demonizando al Levante. En este territorio "no se despilfarra agua y el Gobierno debe adoptar ya una solución definitiva que garantice los recursos hídricos", expuso la titular de Agricultura exigiendo que el caudal ecológico del Tajo-Segura se quede en 7 m3/segundo y no en los 8,5 m3/segundo pendientes de ser ratificados en el Consejo de Ministros.

La consejera es consciente de la "grave situación" que trae el cambio climático pero es partidaria de aplicar las nuevas medidas de forma gradual. Justo lo contrario de lo que se quiere hacer desde el Gobierno. "No me parece normal que no podamos acabar el ciclo de planificación con menos de 7 m3/segundo si las obras para dejar de contaminar el río se van a asumir con dinero público de todos los españoles".

Compartir el artículo

stats