21 de junio de 2018
21.06.2018
Transporte

El PSOE irrita a los empresarios al sugerir un nuevo retraso del AVE

Los socialistas presentan una resolución en la que señalan que la Alta Velocidad no va a venir "en ningún caso" en superficie y los empresarios anuncian beligerancia ante cualquier demora

20.06.2018 | 21:53
Diego Conesa, en las vías del tren de Murcia, junto con la ´abuela del Soterramiento´.

El PSOE, ahora en el Gobierno de la nación, está en una encrucijada con el tema de la llegada de la Alta Velocidad a la Región. Los socialistas tienen que decidir si cumplen las promesas realizadas mientras estaban en la oposición a los vecinos de la zona sur de Murcia, que exigían que el AVE no llegara a la estación del Carmen de Murcia hasta que no concluyeran las obras del soterramiento, o si mantienen los plazos previstos y la Alta Velocidad llega a Murcia después del verano en superficie, a través de una vía provisional, a la vez que se desarrollan los trabajos para enterrar las vías.

Hasta ahora no ha habido un posicionamiento claro por parte del Ministerio de Fomento. Pero los últimos movimientos dan a entender que el nuevo Gobierno optará por atender las reivindicaciones vecinales. Así se desprende de la propuesta de resolución que el Grupo Parlamentario Socialista ha presentado para el debate monográfico sobre infraestructuras que tendrá lugar hoy en la Asamblea Regional en la que señalan que «en ningún caso» el AVE debe llegar en superficie a la capital murciana, lo que supondría trastocar los planes vigentes hasta ahora, reclamando además «prioridad absoluta» a la licitación, contratación e inicio de las obras de soterramiento de las dos fases pendientes. La propuesta de resolución, en el caso de que se apruebe (el PSOE necesita el apoyo de Podemos y Ciudadanos), no es vinculante, y se queda en una mera petición al Gobierno regional y al Ayuntamiento de Murcia, que son los que deberían solicitar al Ministerio de Fomento que cambie sus propósitos. Sin embargo, los socialistas dejan muy claras sus intenciones en esta nueva etapa en la que el secretario de Estado de Infraestructuras es un murciano, Pedro Saura.

Posteriormente, el delegado del Gobierno en la Región, Diego Conesa, aclaró que «no se paralizarán» las obras que están en marcha, aunque no dijo lo mismo sobre las que están por licitar, como la de la vía provisional para que entre el AVE a la estación del Carmen. En ese caso, desde la Delegación del Gobierno afirman que «hay que dialogar».

La iniciativa del PSOE ha causado ya alarma en el empresariado murciano. La Confederación Regional de Organizaciones Empresariales de Murcia (CROEM) mostró ayer su «total y absoluto rechazo» a la posible paralización de las obras y la consiguiente llegada de la Alta Velocidad a la capital de la Región, advirtiendo al PSOE de que la patronal «será beligerante» ante cualquier escenario diferente al que está previsto, es decir, a la llegada del AVE a la estación del Carmen a través de una vía provisional mientras se ejecutan las obras del soterramiento de las vías. «Sería inaceptable para los empresarios que la Región se volviera a ver privada de una infraestructura de la que ya disponen decenas de provincias españolas, con el consiguiente beneficio en términos económicos y sociales que ello supone», señaló el presidente de CROEM, José María Albarracín, quien insistió en que «no podemos permitir que intereses partidistas, por legítimos que sean, nos condenen una vez más a la posición de cola en materia de infraestructuras, donde ya se acumulan demasiados incumplimientos en las últimas décadas por parte de Gobiernos de distinto color».

Por su parte, la Plataforma Pro Soterramiento de Murcia criticó a través de su cuenta de Twitter la actitud de la patronal CROEM ante la postura del PSOE. «Lo mismo vamos a tener que montarles una manifestación en las puertas de su sede», señalaron.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook