Dos submarinos para observar el fondo marino, 24 zodiacs, kayaks y hasta un equipo de expedición de 25 especialistas, a lo que se suma una plataforma marina para practicar y disfrutar de actividades náuticas como la vela ligera, el buceo o moto acuática. Son algunos de los servicios de lujo que tiene el crucero ‘Seabourn Pursuit’, que este martes atracó en el puerto de Cartagena por primera vez dentro de las cinco rutas por el Mediterráneo que realizará antes de iniciar sus viajes en octubre por el Atlántico y el Caribe.

El buque, de la compañía de yates de lujo Seabourn Cruise Line, se caracteriza por ser un barco de expedición que recorre espacios naturales en navíos más pequeños y ofrecen una aventura de inmersión en la naturaleza y la historia.

La escala de este martes es la única que realizará el buque en Cartagena, donde llegó con 255 pasajeros, la mayoría de nacionalidad estadounidense, que visitaron la ciudad y disfrutaron de las experiencias personalizadas que ofrece el destino.

El vicepresidente de la Autoridad Portuaria, Pedro Pablo Hernández, destacó que «el sector de los cruceros de lujo está realizando una fuerte apuesta en Cartagena, donde este año representan casi el 50% del total de buques que estamos recibiendo».

La previsión que dispone el puerto para el último cuatrimestre de este año es de más de 93.000 turistas a bordo de 69 cruceros, mientras que para todo el año son de 150 escalas y más de 180.000 pasajeros. Hace dos semanas, Puertos del Estado publicó cifras que mostraron un descenso del 14% respecto al año pasado, mientras que la media nacional ha subido un 7,6%.