Los vestigios de historia siguen aflorando en la ciudad portuaria. El equipo de arqueólogos y restauradores que trabaja para sacar a la luz el pórtico del Teatro Romano de Cartagena ha recuperado durante las excavaciones muchas más piezas de pintura de la que esperaban y ya han reunido otros 1.500 fragmentos de los conjuntos pictóricos que decoraban dos habitaciones y una de las paredes del edificio. Sumados a los localizados en las excavaciones de 2006, son 2.500 las piezas de la pintura recuperadas, que permitirán una restauración mayor y más precisa de la decoración original.

Estas composiciones tienen "una importancia mayor de la que se preveía inicialmente", pues además de representar a Cayo y Lucio, nietos del emperador Augusto, también aparecen divinidades relacionadas con la familia imperial, según ha explicado el director científico del proyecto y codirector de las excavaciones, el profesor Sebastián Ramallo.

Las piezas están siendo analizadas por los expertos, de modo que "en junio, una vez esté todo hilado, se decidirá como se presenta al público", según ha asegurado la directora del Teatro, Elena Ruiz Valderas. Al respecto quiso matizar que "pese a que ya hay paños muy completos que exponer, todavía quedan zonas sobre las que trabajar y que podrían darle aún más continuidad al panel pictórico".

El proyecto actual, financiado con 780.000 euros procedentes de fondos Next Generation, se ha desarrollado ya en un 40% a cinco meses de su plazo de ejecución y se centra en la zona occidental de la doble estructura porticada que rodeaba un jardín central y se situaba en la parte posterior del edificio escénico. Las labores se han diseñado para completar la extracción de las pinturas murales que quedaron protegidas, ampliar la excavación hacia la zona central del posible jardín, que no ha podido ser investigada hasta ahora, así como consolidar los restos hallados de la galería exterior, que conserva el alzado del pódium con sillares de arenisca, basas de columnas en su emplazamiento original, cornisas y capiteles.

Durante la excavación, en la zona pegada al cuerpo de la escena, excavada en la roca, y en la zona de la cripta, han aparecido centenares de piezas de armamento, que los expertos todavía no saben si corresponde a un momento accidental de la historia del Teatro o son materiales que se recopilaron para refundir, pues el pórtico se reutilizó con funciones de carácter artesanal, instalación de tipo metalúrgico, procesos de fundición, según ha explicado Ramallo.

De este modo, el brazo oriental del pórtico está ya "casi excavado íntegramente", ha asegurado el profesor. Para las futuras fases dos y tres, que se desarrollarán durante los próximos años y para las que todavía buscan financiación, el proyecto contempla ampliar la intervención hacia la zona central del jardín,  donde se está previsto realizar análisis palinológicos y antracológicos para investigar las especies vegetales que pudieron existir en el espacio ajardinado de época romana. Además de documentar posibles estructuras propias del jardín como parterres, canalizaciones y fuentes, y así como el aprovechamiento del agua para el mantenimiento del espacio ajardinado. También se trabajará sobre un alzado de casi tres metros y un gran derrumbe que "podrían contener más conjuntos pictóricos sobre los que trabajar".

La intervención además de recuperar una parte del pórtico es también un impulso a la generación de empleo por el importante número de oficios que interviene en un proyecto patrimonial de esta índole; arqueólogos, restauradores,  canteros, aparejadores, arquitectos, peones, albañiles, fotógrafos, topógrafos etc., casi el 75% del gasto es en personal.

Desde enero se está trabajado en la excavación, documentación y extracción de pinturas murales de los tres conjuntos pictóricos, comenzando con el conjunto objeto de restauración situado al norte de la cella 2, que fue finalizado en a finales de febrero, y continuando con la extracción de la pintura mural de la cella 2 y la cella 1, donde se ha localizado una mayor concentración de derrumbes de pintura mural de lo esperado. 

Pórtico del Teatro Romano de Cartagena. Ayto. Cartagena

Las visitas aumentan un 108% respecto a 2019

En los tres primeros meses del año el número de visitantes ha crecido un 108% respecto a 2019, con 42.850 entradas contabilizadas. Se superan, por tanto, las cifras récord conseguidas antes de la pandemia y la tendencia se ha mantenido en Semana Santa, en el que las visitas han crecido un 8%. El número total de visitantes del museo del Teatro Romano desde su inauguración por encima de las 2.400.000 personas.

En cuanto a la tipología de visitas, el mayor número han sido visitas individuales, un 56%, pero sobre todo han crecido sobre las visitas en grupo  que suponen un 44%. Entre ellos destaca los grupos los escolares un 44%,  un 22% de tercera edad, y un 21% de grupos de  cruceros 

Respecto a la procedencia un 66% han sido visitantes nacionales, donde destaca un 52%  de la Región de Murcia, ya que el número de escolares se ha multiplicado por más de 100, un 16%  de la Comunidad Valenciana, 10% de  Andalucía, un 7% de  Madrid y 3% de Cataluña. En cuanto a visitantes extranjeros suponen un  34%.  Dentro de ellos destaca el 22% de visitantes procedentes de Reino Unido y 22% de Francia, 14% de Alemania y 2% de Italia.  

Dentro de la difusión cultural destaca la exposición temporal XV Aniversario del Museo Teatro Romano de Cartagena, que traslada al visitante la andadura del conjunto monumental desde su descubrimiento, así como la evolución de los trabajos de recuperación integral que culminan con la inauguración del Museo el  11 de Julio de 2008. En estos quince años el conjunto monumental se ha convertido en un importante referente cultural y turístico de la Región de Murcia, tanto por su número de visitantes como por los distintos reconocimientos que ha tenido en el ámbito nacional e internacional, siendo el más destacado el Gran Premio Europa Nostra, en la categoría de restauración. 

Programación cultural

En cuanto a la actividad formativa y difusión científica, se ha programado en  colaboración con el área de Arqueología de la Universidad de Murcia, y en concreto con la profesora Alicia Fernández, un seminario de formación sobre pintura mural romana aprovechando que en estos momentos se está realizando la extracción y restauración de un panel procedente del pórtico occidental.

El Workshop Internacional Pictores et officinae: documentación, estudio y valorización de la pintura mural romana de la Porticus del teatro romano de Cartagena, se celebrará del 19 al 24 de junio.

Los conjuntos pictóricos hallados en el Teatro Romano de Cartagena son en la actualidad uno de los más importantes de todo el Imperio Romano en cuanto a decoración pictórica conservada se refiere, y constituyen también un excelente recurso para la formación  especializada de restauradores  y arqueólogos  en  todas las actividades propias de su correcto proceso de documentación, consolidación, extracción, limpieza, estudio/análisis, restauración y puesta en valor.

El seminario especializado se plantea con unas sesiones de mañana de campo y laboratorio, y sesiones de tarde con conferencias impartidas por investigadores y especialistas en la materia, de ámbito tanto nacional como internacional

En este sentido, también debemos reseñar el nuevo Curso de Verano 2023 en colaboración con la UPCT sobre la Vía Augusta como eje vertebrador de la Hispania romana. La revalorización de un itinerario  cultural, que se celebrará del 17 al 19 de julio. El curso abordará la importancia de este legado clásico y como ha incidido en la conservación y valorización de su Patrimonio Arqueológico, realizando un recorrido por distintos escenarios y enclaves de la Hispania Romana. 

En las sesiones del curso también se tratará  propuestas novedosas como el proyecto de 'Cicloturismo por la Vía Augusta', que se va a desarrollar con fondos Next Generation, y la Ruta por la Bética Romana que abarca territorios por los que pasaba la calzada  e incorpora  lugares y espacios de gran interés paisajístico cultural y natural. La experiencia está basada en la revalorización sostenible del itinerario cultural de la Vía Augusta.