El Presupuesto de 2023 para el municipio de Cartagena asciende a los 247 millones de euros, un 5,67% más que el año pasado, con un incremento de más de 13 millones de euros. El Gobierno centrará sus esfuerzos en “incrementar las inversiones, completar la modernización de los servicios, reforzar la dinamización turística y cultural, y mantener la protección de las familias y las empresas ante la crisis”, según aseguró la alcaldesa, Noelia Arroyo.

En materia de inversiones, se destinará un total de 16,4 millones de euros, 2,9 millones más que el año pasado, un 21%. “Esta legislatura se cerrará con un 66% más de inversiones”, según destacó la regidora. En esta línea, el Gobierno ha programado la finalización de grandes proyectos como el de Espacio Algameca, la casa-museo de Isaac Peral, el avance del plan de infraestructuras deportivas, con la financiación de la pista de atletismo, a la que se destinarán 2 millones de euros y la finalización de la colocación de césped en 12 campos de fútbol. También está previsto para el próximo ejercicio la reforma del mercado Gisbert, que se convertirá en un gastromercado, la adecuación del nuevo consultorio médico de La Azohía. 

En esta cifra no quedan reflejados los importes de los fondos europeos, con los que se financiarán proyectos como Bosque Romano, que supondrá la creación de un gran corredor verde mediante la renaturalización de parcelas que ocupan una superficie cercana a las 15 hectáreas y recorren 2 kilómetros entre San José Obrero y Canteras, pasando por La Vaguada y la Loma de Canteras, al que se destinarán 3,8 millones de euros; la adecuación del parque Torres; la rehabilitación de la batería de San Leandro, en la que se invertirán 800.000 euros procedentes de de los 4 millones del Plan de Sostenibilidad Turística; el Plan de Movilidad, al que le corresponden 5,5 millones de euros; y la reforma del Peninsular y el Hotel de Asociaciones de Los Barreros, en la que se invertirán 2 millones. Tampoco se encuentran reflejados en el Presupuesto, según puntualizó Arroyo, los 10 millones de euros de las obras financiadas por Hidrogea. En total, las inversiones que activadas por el Gobierno en estos últimos dos años rondan los 50 millones de euros. 

Ampliación de la plantilla de Policía Local y Bomberos

El capítulo que más crece en números absolutos es el de Personal, que sube un 9,4% hasta alcanzar algo más de 94 millones de euros, por la inclusión del personal procedente de los organismos autónomos, además del gasto en el refuerzo y ampliaciones de las plantillas de Policía Local y Bomberos. Por eso, la concejalía de Seguridad Ciudadana crece hasta los 30,6 millones de euros.

Las retribuciones a los funcionarios establecidos por el Gobierno central asciende a 880.000 euros sobre el presupuesto de 2021.Subidas de sueldo que serán para todo el personal municipal excepto los miembros del Gobierno, que la han rechazado por segundo año consecutivo, tal y como adelantó La Opinión.

Mayor partida de la historia para juntas vecinales y distritos

Los presupuestos de 2023 serán los «más descentralizados de la historia», según aseguró la alcaldesa, pues se destinará un total de 7,6 millones de euros para Juntas Vecinales y Distritos, «más del doble que al comienzo de la legislatura», destacó Arroyo. «De esta manera, este presupuesto completa el objetivo de crecimiento de descentralización que nos planteamos al principio de la legislatura», señaló la regidora.

Asimismo, el año que viene será el periodo en el que «el Gobierno completará la modernización de servicios», según Arroyo. Se ha creado un nuevo servicio de mantenimiento de la vía pública, con 1,3 millones de euros; y un nuevo contrato para el mantenimiento y modernización del mobiliario urbano, con casi 2 millones de euros. El año que viene será el primero con plena vigencia del contrato de mantenimiento del litoral, al que se destinarán 900.000 euros, además del nuevo contrato de jardines, de 10 millones de euros y el nuevo contrato de servicios energéticos, que se está ultimando y «va a suponer la transformación de toda la red de alumbrado público del municipio, además de una reducción muy importante de la factura de la luz», subrayó la primera edil.

En resumen, según la alcaldesa, “los contratos relacionados con servicios y mantenimiento suman más de 75 millones, un 11,67% más que el año pasado y casi un 20% más que en la legislatura anterior”.

Aumento del presupuesto en Turismo y Cultura

El Presupuesto aumentará las inversiones en infraestructuras y servicios turísticos y culturales. Aumenta el dinero destinado a la delegación de Festejos por encima de 1,5 millones de euros, lo que supone un incremento del 17%, y Cultura crece en casi un millón de euros (más de un 20%), para implementar programas como el Teatro Circo, Mucho Más Mayo, La Noche de los Museos, el Premio Mandarache, que sube más del 70%, Entre Cuerdas y Metales y el Circuito de Teatro en Barrios y Diputaciones.

Más de 16 millones en Atención Social

Crece la inversión, también para “crear empleo y proteger así a las familias y empresas contra la crisis, reduciendo impuestos y ahorrando 6 millones a los cartageneros bajando impuestos”, aseguró Arroyo, que explicó que “no van a llevar la subida del IPC a precios públicos, tasas e impuestos que maneja el Ayuntamiento” en 2023. Asimismo, también se mantendrá el gasto social que el Gobierno aumentó durante la crisis del Covid.

El presupuesto de Atención Social crece un 5% y supera por primera vez los 16 millones de euros. Esa subida sitúa el gasto en atención social en un 36% más que al principio de la legislatura, manteniendo las partidas de 3 millones de euros para Intervención Social y otros 3 millones de euros a la Asistencia Domiciliaria.

Reducción de la deuda bancaria

Se trata del quinto Presupuesto elaborado por el actual Gobierno, y que plantean «como un instrumento para seguir transformando Cartagena, combatiendo la crisis y abriendo oportunidades», afirmó Arroyo. El primero que hicieron fue el de 2019, «que la inestabilidad había impedido realizar, y ha sido la estabilidad la que ha permitido grandes avances presupuestarios en esta legislatura», destacó. En primer lugar, añadió la regidora, «porque hemos sacado presupuestos todos los años, no todos los ayuntamientos y administraciones públicas pueden decir lo mismo. Incluido el año de la pandemia, en el que fuimos la primera gran institución de la Región en aprobar un presupuesto contra la crisis. 

«Cartagena tiene ahora unas inversiones que son un 55% mayores en esta legislatura. El gasto social durante estos años ha crecido un 36%. El dinero destinado a los barrios y diputaciones ha aumentado un 130%, la inversión en cultura un 51% y en turismo un 56%. Como prometimos, todos estos incrementos se han conseguido al mismo tiempo que hemos reducido a la mitad la deuda que teníamos con los bancos, pasando de deber 66 millones de euros a los 33 millones que tenemos actualmente», subrayó Arroyo.