Una murciana, 'vetada' en Cataluña por este chiste sobre el idioma catalán

"Me han funado", explica la joven tras compartir un vídeo donde contaba su experiencia comprando en catalán

Una murciana visita un supermercado catalán y termina linchada No a la violencia

Una murciana visita un supermercado catalán y termina linchada No a la violencia

Olaya López Munuera

Olaya López Munuera

Las redes sociales son un espacio donde se comparten todo tipo de contenidos: desde recomendaciones para limpiar y cocinar, hasta consejos de maquillaje, para arreglar un coche, montar una estantería o experiencias curiosas sobre los viajes tan típicos durante el verano. Pero, sin duda, uno de los contenidos que más triunfan en plataformas como Twitter, Instagram o TikTok son los humorístico: entre los vídeos y memes más virales están, sin duda, grandes piezas de la comedia que ya se han convertido en universales.

Algunas personas, debido a su gracia y desparpajo natural, se convierten en auténticos referentes con millones de seguidores, esperando día tras día sus ocurrencias y contenidos para echar unas risas.

En la Región de Murcia, una de las creadoras de contenido más queridas y exitosas es Marilalat: una joven estudiante de medicina que ya cuenta con más de un millón y medio de seguidores en la red social y que es conocida a lo largo y ancho de todo el país por sus graciosos unboxings y comentarios sobre la actualidad.

Pero, aunque en el sudeste quedan pocas personas que no conozcan sus famosos tiktoks al parecer siguen existiendo personas que, no solo no han apreciado todavía sus ocurrentes bromas, sino que además las sacan de contexto.

El pasado 19 de julio, la murciana compartió un vídeo donde relataba de forma irónica las "dificultades" para hacer la compra en un supermercado catalán: entre risas, la joven explicaba cómo había sido la experiencia comprando en idioma catalán: "Hacer la compra en un supermercado catalán es una de las cosas más difíciles a las que me he enfrentado"; "Imagíname con la lista y leo... tres 'gel' de no sé qué. Y digo: '¿Gel? ¿Quién coño se ha comprado gel? Que salga el que se haya comprado gel que no le vamos a decir nada, ¿pero para qué coño te has comprado gel?', y, de repente, era hielo".

Otra de las anécdotas que relata en el vídeo es cuando buscaron en el ticket los pepinillos en vinagre o la bolsa de Doritos: "Esto es más difícil que el chino, parecía que estábamos leyendo un jeroglífico". "'Petit cogombre'... pero esto qué es ¿'cagao' en un hombre?... Y son pepinillos en vinagre".

Comparte su experiencia comprando en catalán y termina linchada

Pero lo que parecía una simple broma, ha terminado prácticamente en tragedia. En un nuevo vídeo compartido el pasado miércoles 26 de julio, Marilalat denunciaba que la han "funado" (denunciado) en Cataluña a causa de las interpretaciones sacadas de contexto sobre su vídeo donde compartía la experiencia comprando en un supermercado catalán: "Me han funado en Cataluña, y lo peor de todo es que por una noticia sacada de contexto. Y lo peor de lo peor es que los que me están deseando todo lo malo que pueda pasarme son señores mayores. Para que luego digan que los niños son malos".

Como muestra del odio que está recibiendo a través de redes sociales, Mari ha compartido el mensaje que ha recibido por parte de un internauta enfurecido con su vídeo: "Aquí os dejo mi mensaje favorito, el de mi querido Pep. En estos versos tan poéticos, entre otras me dice que soy una payasa, que soy una iletrada, que no debo tener ni la ESO, que si fuera mi padre me pegaría una guasca que se me quitaría la tontería. No le he caído bien a Pep".

Después, la joven aclara: "Es que el vídeo está todo sacado de contexto. Un poquito de humor, yo no me estoy quejando del idioma, si es un idioma precioso que estimo molt. Solo estaba diciendo que yo llegué al hotel con mis amigos y me puso a leer el ticket y dije 'esto qué cojones es', este ticket no es nuestro".

Una vez hechas las aclaraciones y siempre con un talante admirable, Mari ha reprochado a los medios de comunicación: "Por último, el mensaje para los periódicos es que, por favor, miraros el vídeo antes de hacerme un artículo, que es que luego me funan a mí".