Judicial

Mató a su padre a puñaladas y se fue a cenar: el parricida de Campos del Río, al banquillo

El juicio contra José Mateo D.M., alias Keko, arranca el martes en la Audiencia Provincial de Murcia: la Fiscalía le pide 14 años de cárcel, uno por cada cuchillada que le asestó a su progenitor

Ana Lucas

Ana Lucas

José Mateo D.M, el hombre de 31 años que en octubre de 2021 era detenido por matar a su padre en su casa de Campos del Río, se sentará a partir del próximo martes en el banquillo de la Audiencia Provincial de Murcia, donde dará comienzo su juicio con jurado. La Fiscalía pide para el acusado 14 años de prisión por un delito de homicidio, ya que, presuntamente, segó la vida de su padre, José Miguel D. R., al coserlo a puñaladas, tras lo cual se sentó a cenar.

El Ministerio Público apunta, en su calificación, que el procesado, conocido como Keko, había sido denunciado por agredir a sus dos progenitores y un juez le puso una orden de alejamiento de ambos: de su madre, Justa, y de su padre, José Miguel, que tenía 54 años. Aunque la orden no estaba vigente en el momento del crimen.

Cuando José Mateo y José Miguel se enzarzaron en una bronca, porque el joven se negaba a buscar trabajo, que fue subiendo de tono hasta acabar en muerte, la madre del sospechoso y esposa de la víctima echaba a correr para pedir ayuda a quien tenía más cerca: sus vecinos. Ana Mª, una de ellas, llamó a Emergencias. "Lo has matado, verdugo, lo has matado", gritaba Justa, tal y como se lee en el documento provisional del Ministerio Público.

"¿Ves cómo al final lo he matado?"

La Fiscalía concreta que "el acusado, que estaba sentado en un sofá junto a su padre, esperando a que su madre terminase la cena, con el ánimo de acabar con su vida, se abalanzó sobre su padre, lo levantó del sofá, forcejearon, y al empujarlo contra la pared, le asestó varias puñaladas en el cuello con la navaja de 12 centímetros de hoja, que llevaba en el pantalón".

"¿Ves cómo al final lo he matado?", dijo Keko a su madre, tras lo cual se fue un momento a la casa de su tío (que estaba enfrente de la suya), para volver a los pocos minutos para sentarse a comer la cena que su madre había preparado. Entonces, apunta la Fiscalía, espetó a la mujer: "Aún estás llorando, ¿es que no te alegras de que lo haya matado?"

Hasta el lugar de los hechos se desplazaron agentes de la Guardia Civil, que encontraron a Keko y, en la vivienda, el cuerpo sin vida de su padre. También se movilizó una ambulancia del Servicio de Urgencias de Mula, cuyos sanitarios únicamente pudieron confirmar que el hombre estaba muerto. José Miguel, que yacía en un charco de sangre, presentaba varias cuchilladas en su cuerpo. El forense contó 14 heridas en cabeza, tórax y extremidades.

Además de la pena de cárcel, la Fiscalía solicita que Keko indemnice a su madre con 103.000 euros y a sus tres hermanos con 30.000, 50.000 y 50.000 euros respectivamente.