Agentes del Grupo Especial de Seguridad Ciudadana (GESC) de la Policía Local de Murcia han detenido a un individuo, cuya identidad no ha trascendido, que presuntamente vendía y preparaba drogas duras en una casa abandonada del Barrio del Progreso, indican fuentes policiales.

El arresto tuvo lugar este miércoles por la tarde. Los investigadores del GESC se encontraban llevando a cabo labores de vigilancia propias de su cargo cuando observaron cómo de una construcción abandonada salía un hombre. Al identificarlo, resulta que portaba encima una papelina con cocaína y una porción de hachís.

Cuando los investigadores se acercaron a la vivienda, vieron a otros dos individuos en actitud sospechosa: uno de ellos daba una papelina a otro, el cual le entregaba dinero.

Los agentes procedieron al arresto del presunto traficante, un sujeto de 38 años, por un delito contra la salud pública.

En la casa abandonada en cuestión, la Policía encontró un mueble, con cajones, en el cual había sustancias estupefacientes, en especial heroína y cocaína; alrededor de 460 euros en efectivo, en billetes pequeños, y útiles para preparar la droga.