Kiosco

Caso Abierto - La Opinión de Murcia

Investigación

Un perro ataca y muerde a una menor ucraniana refugiada en Cartagena

La víctima, que sangraba por la pierna y estaba muy asustada, lamenta que la dueña del can, una vecina, no le prestase ayuda tras el ataque y hasta la increpase

Complejo en el que se produjo el ataque del perro, este sábado por la mañana en Cartagena. / LOYOLA PÉREZ DE VILLEGAS

Una joven de 17 años de edad ha resultado atacada y mordida por un perro este sábado por la mañana en Cartagena, indican fuentes policiales. Se da la circunstancia de que la víctima es una refugiada ucraniana que lleva apenas tres semanas en la Región, junto a su familia, tras salir de su país huyendo de la guerra.

Los hechos se produjeron en una zona de urbanizaciones de la calle Antonio Lauret Navarro, cuando cuatro personas, entre ellas las dos hermanas ucranianas, estaban sacando a su mascota. Según explicaron testigos, dos animales saltaron desde un portal del complejo al exterior y uno de ellos se abalanzó sobre el perro al que paseaban. La chica de 17 años trató de separar a los canes y fue cuando recibió un mordisco en la pierna izquierda.

Al lugar se movilizó una ambulancia, cuyos sanitarios curaron a la joven, que estaba muy asustada, de las heridas que presentaba en el muslo y en la rodilla. Afortunadamente, la chica se encontraba en todo momento consciente y, aunque sangraba, las lesiones no revestían gravedad y no precisó de traslado hospitalario

Lo que peor sentó a la víctima fue que, según asegura, la dueña de los dos perros atacantes no reaccionó ni les ofreció su ayuda, ni siquiera les pidió perdón, tras el ataque protagonizado por sus perros. Según testigos, la señora llegó a increpar a los ucranianos.

Asimismo, se movilizaron agentes de la Policía Local, para esclarecer qué había ocurrido y a quién pertenecía el can. Los municipales explicaron a la familia ucraniana que podía poner una denuncia por lo ocurrido.

No ha sido facilitada la raza de este perro en cuestión, aunque se consideran peligrosos los perros que manifiesten un carácter marcadamente agresivo, los que hayan protagonizado agresiones a personas u otros animales, y los adiestrados para el ataque.

Medidas de seguridad

Aunque en este caso en concreto no ha trascendido la raza del can, la presencia de animales agresivos o considerados peligrosos en lugares o espacios públicos requiere que la persona que se encargue de ellos lleve consigo la citada licencia administrativa. Asimismo, hay que cumplir estas medidas de seguridad:

1) Los perros potencialmente peligrosos deben llevar obligatoriamente bozal apropiado a las características de cada animal.

2) Los animales peligrosos deberán ser conducidos y controlados con cadena o correa no extensible de menos de 2 metros, sin que pueda llevarse más de uno de estos perros por persona.

3) Los animales potencialmente peligrosos que se encuentren en una finca, casa de campo, chalet, parcela, terraza, patio o cualquier otro lugar delimitado, habrán de estar atados (a no ser que se disponga de habitáculo con la superficie, altura y adecuado cerramiento, para proteger a las personas o animales que accedan o se acerquen a estos lugares).

4) Los criadores, adiestradores y comerciantes de animales potencialmente peligrosos habrán de disponer de instalaciones y medios adecuados para su tenencia.

5) La sustracción o pérdida del animal habrá de ser comunicada por su titular al responsable del Registro Municipal de animales potencialmente peligrosos en el plazo máximo de 48 horas desde que tenga conocimiento de esos hechos.

6) Todos los perros potencialmente peligrosos deberán estar identificados mediante microchip.

Compartir el artículo

stats