Festival taurino en Yecla, organizado por la empresa Tauromagia que sigue apostando por llevar la pasión por la tauromaquia a todos los municipios de la Región. Antonio Puerta fue el triunfador de la tarde al conseguir cuatro orejas y un rabo. El rejoneador Salvador Gil, Canales Rivera e Iker Ruiz consiguieron cada uno dos trofeos. Un encierro de José Luis Sánchez Sánchez propio de un festival.

Media de rodillas de Canales Rivera. | ENRIQUE SOLER

Abrió el festival el rejoneador ilicitano Salvador Gil, que hacia el paseíllo por segunda vez esta temporada. A su novillo lo paró uno de sus peones. Salvador puso un par de rejoncillos desiguales. Con las banderillas tampoco mejoró demasiado, clavando la última en el pescuezo. Se creció él mismo, cogiendo fuerza y haciendo un derroche de ganas, cerrando la suerte a manos sueltas, sin cabezal. Entró a matar, señalando un pinchazo, aunque el novillo dobló. Dos orejas festivaleras.

Ya en lidia de a pie, Canales Rivera lo bordó en su primero con templadísimas y ajustadas verónicas cerrando con una media rodilla en tierra. Con la muleta y ante un novillo de cine, Canales dio una clase magistral de toreo, plena de temple, gusto, finura y torería, tanto en redondo como al natural, componiendo la figura y trazando uno y otro muletazo de trazo interminable. Pinchó al primer golpe, dejando una gran estocada después. Dos orejas.

Iker Ruíz recibiendo a portagayola. | ENRIQUE SOLER

A su segundo, Canales lo recibió con una larga cambiada, apretándole después el novillo hacia tablas, donde el gaditano recuperó el terreno y se lo fue sacando a los medios con chicuelinas. Ovación con saludos.

Antonio Puerta corrió bien los brazos en el saludo a su primero, intercalando las verónicas con chicuelina, echándose el capote a la espalda. Sufrió una voltereta cuando intentaba realizar gaoneras y llevando el capote recogido en la espalda con ambas manos. Le dio fondo a su faena con la franela en el toreo al natural en los medios, cerrando la serie con un ayudado, continuando por ese pitón, dándole más temple a la segunda tanda. Tras un breve paso por el pitón derecho, dejó un precioso circular invertido, volvió a la izquierda, citando de frente, a pies juntos y ofreciendo el pecho para dejar cuatro naturales de gran belleza. Entró a matar en la contraria, dejando media estocada tendida y trasera que no precisó del verduguillo. Dos orejas.

El rejoneador Salvador Gil. | ENRIQUE SOLER

Fácil y bajando las manos estuvo Puerta en su segundo, colándosele en uno de los lances capoteros. Con ayudados por ambos pitones inició con la franela para dejar una primera tanda en redondo, jaleada por los olés. Para la segunda, citó de lejos, adelantando la muleta y llevando embebido al novillo en su muleta. Engaño a la izquierda y naturales largos y cadenciosos, ligados con el de pecho. Concluyó metido entre los pitones y las fosas nasales del novillo, realizando el péndulo y luquesinas sin cantearse. Estocada trasera y contraria. El público sacó los pañuelos al grito de «torero». Dos orejas y rabo. Vuelta al ruedo al novillo.

Para cerrar el festival, se ofreció un novillo en clase práctica al murciano Iker Ruiz, quien recibió a su enemigo a portagayola con una larga, para lancear después con regusto. De rodillas también y con dos pases cambiados empezó con la muleta intentando sacarle faena y lucirse, aunque el novillejo no se quería tragar los muletazos. No obstante, dejó entrever que tiene valor y maneras para la profesión. Entró a matar con decisión. Dos orejas.

226

Festival taurino en Yecla (Salvador Gil, Canales Rivera, Antonio Puerta e Iker Ruíz) Enrique Soler