La Opinión de Murcia

La Opinión de Murcia

Foro Político

El PP da seguridad a 400 familias de la Región

Cumplimos nuestro compromiso con los vecinos de Los Nietos, Playa de Levante, Puntas de Calnegre y Puerto de Mazarrón afectados por la Ley de Costas al llevar a la Asamblea una iniciativa que defiende sus derechos

Ahora, más que nunca, es momento de reivindicar la utilidad de la política. A veces parece que se nos olvida que a los políticos se nos paga, no para crear dificultades, sino precisamente para hacerles la vida más fácil a los ciudadanos y plantear soluciones. La sociedad nos pide que nos olvidemos de nuestros problemas, de los problemas de los políticos, y nos centremos en sus verdaderas preocupaciones. Todos los que nos dedicamos a esta noble actividad deberíamos ser capaces de dejar a un lado nuestros intereses particulares y poner por delante las prioridades de los ciudadanos.

Nuestra propuesta de modificación de la Ley de Costas, una solución concreta para un problema concreto que afecta a cientos de familias de la Región, ha supuesto una oportunidad de oro para hacer de la política el mejor y más útil instrumento al servicio de los ciudadanos. Y cabe congratularse de que en la Asamblea Regional hayamos dado el primer paso para dotar de seguridad jurídica y certidumbre a 400 familias de la Región que, en aplicación de la Ley de Costas, ven en riesgo sus propiedades en Los Nietos y Playa de Levante (Cartagena), Puntas del Calnegre (Lorca) y Puerto de Mazarrón. 

Una iniciativa que, impulsada por el PP, ya fue debatida en el Senado, donde no salió adelante por el voto en contra de un PSOE que volvió a dar la espalda a los ciudadanos de la Región. Una iniciativa que, recogiendo las demandas de los propietarios de las viviendas amenazadas de derribo, hemos presentado ahora desde el Grupo Parlamentario Popular en nuestra Cámara autonómica para plantearla como Proposición de Ley ante el Congreso de los Diputados. Una iniciativa del PP, pero que no pretendíamos que llevara nuestro logotipo, sino el de la Asamblea Regional, y más en concreto el de la unanimidad de todos los grupos políticos. De verdad esperábamos que todos fueran a sumarse a una petición alejada de cualquier interés político y que solo busca la defensa del bien común. Pero cabe lamentar la cobardía del PSOE de la Región, que, con su abstención, ha demostrado que sigue sin atreverse a contrariar al Gobierno de Sánchez, ni tan siquiera en la defensa de los derechos de unos vecinos a los que se comprometió a apoyar.

Mientras el PSOE vuelve a plegarse a los designios de Sánchez, nosotros hemos cumplido nuestro compromiso con los vecinos afectados por la Ley de Costas al llevar a la Asamblea una iniciativa que defiende sus derechos y pretende alejarles del fantasma de la demolición. Una Proposición de Ley que es fruto de multitud de reuniones con la Federación de Afectados por la Ley de Costas en la Región de Murcia, y después de que ayuntamientos de estos municipios se hayan pronunciado de forma unánime.

Con esta reforma, queremos proteger núcleos singulares costeros y dar respuesta a las justas peticiones de los vecinos de estas localidades, que viven en una incertidumbre continua. Cabe subrayar que no se trata de nuevos desarrollos urbanísticos, de nuevas urbanizaciones ni de pelotazos, sino de preservar núcleos tradicionales vinculados al medio marítimo, con valores históricos, etnográficos y paisajísticos.

Además, con esta iniciativa pretendemos evitar una flagrante injusticia, ya que, mientras a los vecinos afectados por la Ley de Costas en nuestra tierra se les sigue amenazando con el derribo de sus casas, a otros propietarios de otros lugares de España, en las mismas circunstancias, se les permite seguir disfrutando de sus viviendas. Una escandalosa discriminación, una arbitrariedad, un atropello, un castigo más del Gobierno de Sánchez a los ciudadanos de la Región que en ningún caso deberíamos permitir.

En realidad, con esta modificación queremos dar tranquilidad, no solo a 400 familias en la Región de Murcia, sino a otras muchas más en el conjunto del país que tienen sus casas en propiedad desde hace décadas, algunas más de un siglo, y que se construyeron cuando el mar estaba más alejado y en absoluto invadían el dominio público marítimo y terrestre.

Continuamos ofreciendo nuestra mano tendida a la oposición, ahora para que durante todo el proceso de tramitación de esta Proposición de Ley aporten ideas y propuestas que sirvan para completarla y mejorarla. Lo importante es que empezamos a ver la luz al final del túnel para solucionar un problema que es real, y que afecta a cientos de propietarios de nuestra Región. En cualquier caso, seguiremos luchando por lo que es justo y junto a unos vecinos que siempre nos tendrán a su lado.

Compartir el artículo

stats