Podemos propone una ley para ilegalizar disolver las organizaciones antiokupación como Desokupa y castigar con hasta cuatro años de cárcel a sus miembros. La secretaria general del partido, Ione Belarra, ha anunciado esta medida este miércoles en un mitin en Alicante, donde ha acusado a estas entidades de "fomentar el odio a los vulnerables y la aporofobia" y de ser "el germen de un comando parapolicial".

La formación registrará este jueves en el Congreso de los Diputados una proposición de ley para reformar el Código Penal con el objetivo de "perseguir expresamente a las personas y empresas que, movidos por el ánimo de lucro, hostiguen, acosen, discriminen o intimiden a personas en situación de vulnerabilidad", según fuentes de la formación. Esta reforma legal crearía un nuevo tipo que, según avanzan desde el partido, "permitiría la disolución de organizaciones como Desokupa e impondría penas de hasta cuatro años de prisión a sus miembros".

La propuesta llega tras semanas de tensiones en la plaza Bonanova de Barcelona, donde agentes policiales vigilan desde hace días edificios okupados para evitar enfrentamientos entre los colectivos antisistema, vecinos y la empresa Desokupa. Después de las críticas de Podemos a PP y Vox por alimentar el "problema irreal" de la okupación, la formación da un paso legislativo y pedirá por ley una nueva redacción del Código Penal. La iniciativa, en cualquier caso, necesitaría del apoyo del PSOE para salir adelante.

Este asunto ha centrado parte de la campaña, y la propia alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha presentado este jueves una denuncia ante la Fiscalía para que investigue las proclamas nazis en una de las manifestaciones antiokupas que, según considera la edil, han sido alentadas por formaciones de derecha como Vox o Ciudadanos. "No  vamos a permitir que venga la extrema derecha a crear conflictos ya instaurar discursos de odio o hacer gritos fascistas a los nuestros calles", ha declarado la líder de los comuns en las últimas horas.

"La okupación es un problema irreal y ETA ya no existe", aseguró el portavoz de los comuns Jaume Asens este martes desde el Congreso de los Diputados, en referencia tanto al debate catalán como al nacional. "Son los dos espantajos de la derecha y extrema derecha para intentar desviar la atención de los problemas reales de la gente2, defendió, en rueda de prensa. 

Delito de odio y asociaciín ilícita

Unidas Podemos presenta ahora una propuesta para subir las penas a quienes "hacen negocio contra personas en situación de vulnerabilidad", en un nuevo delito que conjugaría elementos del delito de coacciones y del delito de odio. En concreto, apuntan los morados, se modificarían los artículos 510 y 510 bis para incluir dentro de los delitos de odio penados con multa de seis a doce meses y prisión de uno a cuatro años a "quienes, con ánimo de lucro y para la consecución de sus fines, promuevan, inciten, fomenten o realicen directa o indirectamente actos de hostigamiento, discriminación, acoso, violencia o intimidación contra personas que se encuentren en situación de vulnerabilidad económica o social".

En su proposición de Ley, Podemos también pide modificar el artículo 515 del Código Penal para reclamar la disolución de las personas jurídicas (empresas) responsables de dichos delitos y el bloqueo de su acceso a internet. Pasarían a considerarse "asociaciones ilícitas" aquellas sociedades con ánimo de lucro que “fomenten, promuevan o inciten a o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia” contra personas en situación de vulnerabilidad económica, "por lo que podrían ser perseguidas e imponerse a sus integrantes las correspondientes penas".