La Policía Local de Murcia se ha disculpado públicamente con la cantante Rocío Sánchez por lo acontecido durante su concierto en Belluga, una actuación, enmarcada en la celebración del Orgullo LGBTI+ de Murcia, durante la cual un agente detuvo su espectáculo tras quitarse la intérprete la camiseta en una de sus canciones. La artista expresó luego que se quedó clavada la "mirada de odio" del policía y que, tras lo sucedido, tiene ansiedad.

La afectada indicó que los hechos acontecieron el sábado por la tarde, en el escenario montado ante el Moneo de Murcia para la ocasión, el momento en que ella interpretaba Como yo te amo, de Rocío Jurado. Fue entonces cuando se quitó la camiseta, algo que, afirma, lleva haciendo una década. De hecho, hace un lustro la multaron por hacerlo en una actuación en Molina de Segura. Pero en esta ocasión, parte de la organización del evento subió al escenario y le dijo que se tapase. Se cubrió los pechos con una bandera arcoíris.

Antes las disculpas, la artista dijo que "ha ganado la coherencia" y que "hay policías maravillosos", aunque las actitudes de otros "ensucien su trabajo".

Según detallaron ya el lunes desde el cuerpo, al saltar el escándalo, el inspector en cuestión, que está en comisión de servicio en Murcia, se encontraba vigilando el evento. "La Policía considera que la actuación no es correcta; por lo tanto, se ha abierto un expediente interno para aclarar los hechos", subrayan desde Jefatura. Parar el concierto fue una decisión personal del inspector en cuestión, que no recibió orden alguna de ningún mando, deja claro la Policía.

"Policía Local de Murcia es una institución sensibilizada con el colectivo LGTBIQ+, y otros tantos colectivos y asociaciones", aseguraban desde el cuerpo este martes en el comunicado en el que pedían perdón a la artista.

Añadían que "esta institución colabora estrechamente con Gaylespol, asociación de policías LGTBI+ que tiene el compromiso de visualizar la diversidad dentro de los cuerpos policiales, garantizar los derechos de todo el colectivo LGTBI y de luchar contra el odio y la discriminación hacia toda persona".

Fiscalía investiga

La Policía Local de Murcia "siempre pretendió que la fiesta del Orgullo transcurriera con total normalidad y asegura que siempre va a velar por el cumplimiento de las leyes y disposiciones generales, así como proteger los derechos de las personas y bienes, y mantener y restablecer, en su caso, el orden y la seguridad ciudadana", remarca el comunicado.

No solo la Policía Local de Murcia investiga qué pasó en el Orgullo: también la Fiscalía Superior indagará para ver si se cometió algún delito. Ambos organismos, tanto el cuerpo policial como el Ministerio Público, han abierto investigaciones para esclarecer lo acontecido en Belluga durante el espectáculo. La Fiscalía Superior, dirigida por José Luis Díaz Manzanera, ha abierto diligencias para investigar si el funcionario policial se se sobrepasó, con lo que sería presunto autor de un delito de abuso de poder.