Al Gobierno local de Murcia le crecen los enanos y, además de grupos de vecinos del Carmen, Vistabella y Espinardo, que están en contra del plan de movilidad, al entender que les perjudicará, ahora se ha topado con las críticas del PP, que este martes le echaba en cara no haber puesto en marcha aún los aparcamientos disuasorios que, según el grupo de oposición, dejaron «enfocados» antes de la moción de censura.

El grupo del PP en el Ayuntamiento lamentó este martes que «el PSOE mantiene bloqueadas 1.187 plazas de aparcamientos disuasorios que dejó aprobadas el equipo de José Ballesta». Así lo expuso la portavoz del PP en Murcia, Rebeca Pérez, acompañada por los presidentes de las juntas municipales de Santiago y Zaraiche y La Flota-Vistalegre, Francisco Ludeña y Santiago Vera, respectivamente.

En concreto, los populares explicaron que los socialistas todavía no han ejecutado los parkings previstos en la zona norte y la zona sur del municipio, proyectos que dejó enfocados el Partido Popular y que no han tenido ningún avance en los 19 meses transcurridos desde la moción de censura. Los aparcamientos previstos tendrán en total 814 plazas. Desde el Consistorio indicaron que están ya los proyectos redactados y que en unos casos se han tenido que buscar emplazamientos alternativos al no ser viables las ubicaciones previstas en un primer momento.

«De igual manera, el aparcamiento de la avenida Almirante Loaysa, dotado con 373 plazas, acumula meses de retraso por culpa de la parálisis del alcalde socialista y simboliza la falta de proyecto e iniciativa del actual equipo de gobierno», indicaron los populares.

Al respecto, Francisco Ludeña señaló que «desde la junta municipal siempre hemos defendido la ejecución de este parking. Nos oponemos a que se instale en él el depósito de la grúa municipal, pero creemos que es una infraestructura necesaria, pero el PSOE no lo abre ni ha ofrecido a los vecinos ninguna explicación de a qué se debe el retraso». Fuentes del Gobierno local indicaron que este parking se abrirá este mes.

Rebeca Pérez, ayer junto a Ludeña y Santiago Vera | PP

Además, el PP también impulsó la construcción del aparcamiento Atocha, que se encuentra activo en la avenida Juan de Borbón. Los parkings de las avenidas Miguel Ángel Blanco, Almirante Loaysa y Embajador Inocencio Arias «debían abrir, según la planificación existente, en los meses siguientes a la moción de censura, por lo que su parálisis se debe a la falta de voluntad de los socialistas para ponerlos en marcha».

Por ello, Rebeca Pérez recordó que «el PP dejó planificada una red de aparcamientos disuasorios para reducir la presencia del vehículo privado en el casco urbano, pero los socialistas han paralizado los proyectos sin ofrecer ninguna alternativa».

Asimismo, afirman los populares, el PSOE volvió a mentir cuando prometió hace siete meses la apertura en noviembre de 6 aparcamientos disuasorios. La portavoz popular explicó que «el 26 de abril el alcalde socialista y la concejal Carmen Fructuoso se comprometieron a que en noviembre estarían disponibles dos aparcamientos en la zona norte, con 900 plazas; y otros cuatro aparcamientos en el sur, dotados con 1.500 plazas. Todo mentira».

Estas zonas para estacionar fueron anunciadas por el Consistorio a finales de abril como una de las medidas que se habilitarían cuando arrancaran las obras del criticado plan de movilidad, cuyo inicio está previsto para este mes de noviembre. Sin embargo, esas previsiones no se han cumplido de momento.

‘SOS Vistabella’ hará movilizaciones por las obras de Movilidad Sostenible

‘SOS Vistabella’ lamenta que la reunión que la concejala de Movilidad Sostenible, Carmen Fructuoso, y los técnicos municipales mantuvieron con miembros de este movimiento el pasado lunes no sirviera para dar alternativas y soluciones a las demandas vecinales. «Desde esta plataforma creemos que es necesaria una transición hacia un modelo más sostenible de ciudad, pero también que este proceso debe ir acompañado de alternativas», indicaron este martes en un comunicado.

«Se nos reconoció que las obras reducirían aún más los aparcamientos en un barrio donde no hay garajes al suprimir plazas en Avenida de la Fama, Enrique Llanes y Primero de Mayo, pero no se nos dio solución alguna más allá de una futura implantación de la zona naranja para la que no hay fecha y que precisa de un proceso largo que incluye la modificación de la ordenanza», señalaron , al tiempo en que insistieron en que «tampoco se nos dijo si habría o no aparcamiento disuasorio en la FICA, un espacio que tiene que ser más verde y acoger un parque metropolitano y no el lugar para eventos multitudinarios que alteran el descanso vecinal hasta la madrugada y llenan nuestras calles de suciedad».

Ante esta situación, los integrantes del movimiento se plantean hacer movilizaciones. «Quisimos esperar a esta reunión antes de convocar movilizaciones con la esperanza de que en la misma se escuchara a los vecinos y se plantearan soluciones y alternativas a las justas demandas de los vecinos, pero la falta de las mismas nos aboca a dar un paso más y poner en marcha iniciativas para defender que Vistabella siga siendo la que todos queremos», afirmaron en el comunicado.

Por su parte, el Ayuntamiento, en otro comunicado, indicó que las expediciones de autobús del barrio de Vistabella se incrementarán en un 45% gracias al nuevo servicio de transporte público, que entrará en vigor a finales de 2023 y que dotará a esa zona de la ciudad de 21 líneas de autobús. Además, precisaron, se creará una nueva conexión directa con el hospital de La Arrixaca y el Campus de Espinardo .