03 de marzo de 2020
03.03.2020
Empresa

Los empleados del Arco de San Juan van a trabajar con el hotel cerrado

Se ven obligados a continuar con sus labores hasta el 12 de marzo pese a que ya no hay huéspedes

02.03.2020 | 19:28

El Hotel Arco de San Juan de Murcia ha cerrado sus puertas para siempre este lunes, tal y como comunicó que haría la empresa propietaria, la familia del Marqués de Mondéjar, a principios de mes. Pese al cese del servicio hostelero, la actividad continúa dentro del alojamiento aunque ya no albergue huéspedes, dado que sus trabajadores se encuentran obligados a continuar con sus labores hasta el próximo 12 de marzo.

Los empleados del emblemático hotel murciano supieron del cierre del hotel y del ERE que se iba a llevar a cabo a principios del mes de febrero, pero, tras semanas de negociaciones con la empresa sobre las condiciones del despido colectivo, no han recibido la carta del mismo hasta el pasado 28 de febrero.

De esta forma, deben cumplir con su jornada hasta el 12 de marzo, cumpliendo con los 15 días del preaviso pertinentes tras la comunicación del cese del contrato laboral. Así, aunque el portón del hotel permanece cerrado, de 08.00 a 23.00 horas en su interior los trabajadores realizan tareas principalmente administrativas, ya que la ausencia de clientes no les demanda la ejecución de tareas asociadas al servicio de habitaciones.

Al igual que el bar del establecimiento sí que estará abierto al público hasta el día 10 de marzo, los trabajadores no entienden «por qué no han dejado huéspedes hasta el mismo día 12, si igualmente tenemos que estar aquí», se pregunta José Manuel Aracil, el representante del personal. «Hemos cancelado más de 5.000 reservas, que han sido derivadas a otros alojamientos o anuladas, cuando podríamos haberlas asumido», explica a LA OPINIÓN. Para los trabajadores, la situación que están viviendo «no tiene ningún sentido».

Los propietarios anunciaron «dificultades que ralentizan el negocio» para justificar el cierre del establecimiento y consecuente despido de los trabajadores del mismo, que abrió sus puertas hace 30 años y está valorado en unos once millones de euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook