28 de diciembre de 2019
28.12.2019
La Opinión de Murcia
Tribunales

Condenado un agente de la Policía Local de Murcia por romper la mandíbula de un puñetazo a una mujer

El incidente ocurrió en El Raal, cuando en una prueba de alcoholemia la copiloto de un vehículo le dio un manotazo

28.12.2019 | 10:14
Condenado un agente de la Policía Local de Murcia por romper la mandíbula de un puñetazo a una mujer

La pena asciende a seis meses de cárcel y seis de suspensión de empleo por las lesiones, que tardaron 158 días en curar

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia (TSJRM) ha confirmado la sentencia de la Audiencia Provincial que, en marzo pasado, condenó a un policía local a la pena de seis meses de cárcel y seis meses de suspensión de empleo por fracturar la mandíbula a una mujer en el transcurso de un incidente de tráfico.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, desestima así el recurso que presentó el agente, así como los que formularon otros dos condenados y el ayuntamiento de Murcia.

La resolución de la Audiencia declaró como hechos probados que el altercado se produjo en la madrugada del nueve de junio de 2016 en la pedanía murciana de El Raal, cuando una patrulla de la Policía Local se dispuso a realizar la prueba de alcoholemia a la conductora de un coche al apreciar que podía ir ebria.

En ese momento, la mujer que la acompañaba en el turismo dio un manotazo a uno de los policías, que respondió con un golpe en la mandíbula que le produjo la fractura de la misma, con lesiones que tardaron en curar 158 días.

La sentencia, ahora ratificada por el TSJRM, condenó al policía local, como autor de un delito de lesiones, a las penas citadas, así como a indemnizar a la perjudicada en la suma de 13.020 euros, con la responsabilidad civil subsidiaria del ayuntamiento de Murcia.

Por su parte, a esta mujer se le impuso una condena de nueve meses de cárcel por un delito de atentado y el pago de una multa de 180 euros por un delito leve de lesiones, y a otro ocupante del coche, una multa de 180 euros por un delito leve de amenazas a los agentes.

En su recurso, el policía local expuso que la Audiencia había incurrido en error a la hora de valorar las pruebas aportadas al juicio y que había incurrido en infracción de normas al no apreciar la legítima defensa en su actuación.

Además pidió al TSJRM que si lo consideraba autor del delito, la condena no conllevara la suspensión de empleo y sueldo y que la responsabilidad civil fuese rebajada a 6.000 euros.

La sentencia desestimatoria de las apelaciones puede ser recurrida ante el Tribunal Supremo en casación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook