El Ayuntamiento de Lorca califica de "inmensa chapuza" el último cambio de los mapas de la Zonas de Flujo Preferente

En los municipios de Cartagena y Murcia se han liberado espacios de esta última calificación, mientras que en el caso de Lorca no se ha aceptado ninguna de las alegaciones presentadas

Ángel Meca y María Hernández, muestran los mapas de las Zonas de Flujo Preferente del municipio.

Ángel Meca y María Hernández, muestran los mapas de las Zonas de Flujo Preferente del municipio. / Daniel Navarro

La semana pasada, el Ayuntamiento de Lorca anunciaba que había puesto en marcha los trámites legales necesarios para reclamar al Tribunal Supremo la revisión y actualización el Plan de Gestión de Riesgo de Inundación de la Cuenca del Segura. En concreto, se señalaba que lo haría personándose en la demanda junto a otros colectivos y administraciones con el objetivo, según Ángel Meca, edil de Desarrollo Rural, Infraestructuras y Pedanías, "de defender los intereses de todos los afectados".

A este respecto, en el día de hoy volvían a comparecer ante los medios tanto Meca como María Hernández, concejala de Urbanismo, para denunciar que en el último cambio en el mapa de Zonas de Flujo Preferente "no se ha atendido ninguna de las cientos de alegaciones que han presentado los vecinos y el Consistorio". En este sentido, calificaban el proceso de "inmensa chapuza", especialmente cuando en Cartagena y Murcia sí se han liberado algunos de los espacios objeto de alegaciones.

Asimismo, los ediles denunciaban que en la actualidad se ven afectados grandes tramos de varias pedanías y barrios del casco urbano, "mientras que en nuestro municipio únicamente contempla las posibles afecciones a la línea del Ave, que es lo que al Gobierno de la Nación le interesa para evitarse problemas en sus obras". Además, Meca indicaba que la zona acotada "es demasiado amplia, genérica, sin tener en cuenta las distancias con las zonas de flujo", una situación "muy perjudicial" para numerosos habitantes del municipio. Del mismo modo, se volvían a reclamar las presas de Béjar, Torrecilla y Nogalte; y el canal de evacuación de la Rambla de Biznaga como infraestructuras "imprescindibles" para evitar inundaciones.

Las limitaciones urbanísticas establecidas por las zonas de riadas o flujo preferente en Lorcason desconocidas por los propios interesados a los que no les ha llegado ninguna comunicación sobre este tema”, se quejaba el edil de Desarrollo Rural, que recordaba que en Lorca esta denominación afecta a 3.000 hectáreas, en las que "no podrá realizarse ningún tipo de actividad desde su declaración definitiva". Según estudios municipales, un 60% de esa superficie no debería ser declarada como 'Zona de Flujo Preferente'. "El Ministerio debería empezar de nuevo y contar con la opinión de los miles de afectados, porque lo que se presentó como el cumplimiento de una directiva europea se ha convertido en un calvario de injusticias y despropósitos contra miles de lorquinos" abundaba Meca.

"Reclamamos la revisión y actualización del Plan de Gestión de Riesgo de Inundación de la Cuenca del Segura. Queremos que se fijen correctamente las zonas de flujo preferente, por lo que vamos a pedir una reunión urgente a la Confederación Hidrográfica del Segura para que nos den las explicaciones oportunas", finalizaba el edil.