Las instalaciones deportivas municipales están siendo sometidas a la fase final de renovación de los sistemas de aerotermia. La Concejalía de Deportes, en su apuesta por el uso de energías renovables en las instalaciones municipales, instalaba sistemas de eficiencia energética en los complejos deportivos y, por ello, el pabellón de San Antonio permanecerá cerrado 24 horas, desde las tres de la tarde de este miércoles a las tres de la tarde del jueves.

“Este equipo de Gobierno apuesta por las energías renovables y los sistemas de eficiencia energética en nuestras instalaciones municipales y, por ello, en verano iniciamos ya los trabajos necesarios para la renovación de los sistemas de abastecimiento energético de los complejos deportivos Felipe VI y San Antonio”, afirmaba la edil de Deportes, Irene Jódar Pérez.

Se trata, destacaba, de la última fase del proceso de transformación del modelo energético para “sustituir el gas natural por un combustible más sostenible desde el punto de vista medioambiental y que además contribuya a reducir la factura energética en las dependencias dependientes de la Concejalía de Deportes”.

Debido a las tareas necesarias para finalizar esta renovación del sistema energético, el Complejo Deportivo de San Antonio permanecerá cerrado entre este miércoles y jueves. Durante esas 24 horas “se procederá a la comprobación del correcto funcionamiento de los equipos instalados y, una vez certificado, la instalación se abrirá de nuevo en su horario habitual”, explicaba Jódar Pérez.

Los nuevos equipos de aerotermia generarán el calor necesario para el calentamiento de los vasos de las piscinas a 28 grados, y el aire ambiente a 30 grados.  “Destacar que el uso de gas natural se mantendrá solo para el agua caliente sanitaria de duchas y servicios y será una demanda mínima de gas, porque tanto en el Complejo Deportivo Felipe VI como en el de San Antonio Existen colectores solares de apoyo para el calentamiento del agua caliente sanitaria”, significaba la edil de Deportes.

Y concluía manifestando que el nuevo modelo de abastecimiento sustituye al gas natural posibilitando un consumo más sostenible medioambientalmente y menos costoso, ya que los datos proporcionados en los estudios técnicos previos “indican que en menos de un año se habrá amortizado la inversión realizada, una inversión municipal de 159.976 euros que pone de manifiesto la importancia que para este equipo de Gobierno tienen las energías renovables y el cuidado de nuestro medio ambiente”.