El último robo se producía este viernes, denunciaba el Partido Popular, en un establecimiento hostelero muy cerca de la Placeta de Alcolea. Los ladrones, aseguraba la edil popular María Belén Pérez, “entraban hasta en tres ocasiones consecutivas en el interior de un mismo establecimiento situado en las inmediaciones de la Placeta de Alcolea”.

De acuerdo con los datos que ofrecía Pérez, tras romper una de las ventanas, entraban al bar donde “han desvalijado la caja, apropiándose también de numerosos décimos de loterías. Las perdidas rondan los 3.000 euros aproximadamente”.

A lo que consideraba “saqueo” se suma otro robo que tenía lugar hace apenas unos días en un conocido local de alimentación ubicado en el entorno de la Plaza de Abastos. Y acusaba al alcalde, Diego José Mateos, “de haber impuesto, como siempre, su irresponsable y temeraria ‘Ley del silencio’, intentando que nadie se entere de lo que de verdad está pasando en nuestro municipio durante estos años”.

La edil volvía a ofrecer “nuestra mano tendida” y su “experiencia de gestión” en materia de seguridad ciudadana “que ofreció unos resultados muy buenos durante doce años de Gobierno en Lorca. Por último, reclamaba nuevamente que el PSOE convoque la Comisión Municipal de Seguridad.