La Policía Local de Lorca podría haber desarticulado a un grupo que se dedicaba a robar mobiliario de hostelería de las terrazas de la ciudad. Los agentes sorprendían de madrugada a dos individuos cuando se encontraban manipulando mesas y sillas del espacio exterior de un establecimiento. En ese momento, se iniciaba una persecución que terminaba horas después con la detención de los dos individuos que ofrecían una resistencia feroz a los agentes del Grupo de Intervención de Seguridad Ciudadana, Gisc, de la Policía Local.

Los hechos ocurrían, según aportaba a preguntas de LA OPINIÓN el concejal de Seguridad Ciudadana, José Luis Ruiz Guillén, en torno a las dos de la madrugada. “Una patrulla del Gisc llevaba a cabo labores de vigilancia por la zona del casco antiguo, cuando detectaron que en una de las terrazas de un establecimiento hostelero de la Corredera había dos individuos”.

Al acercarse, “pudieron ver cómo se encontraban manipulando una de las cadenas con las que el mobiliario, almacenado en un rincón, estaba sujeto. Al verse sorprendidos por el coche patrulla emprendían una huida hacia la Plaza Arcoíris”, relataba el concejal de Seguridad Ciudadana.

Dejaron la Plaza Arcoíris atrás para continuar la carrera hacia la calle Corredera, Presbítero Emilio García, Plaza de Calderón de la Barca… y seguir por Colmenaricos. Allí los agentes abandonaron el coche patrulla y continuaron la persecución a pie. Finalmente, en la calle Poeta Carlos Mellado lograban darles alcance y proceder a su detención, no sin antes ofrecer resistencia. “Ha sido una detención muy complicada, porque han ofrecido mucha resistencia, con intentos de golpear a los agentes. No ha sido fácil, porque han intentado impedir por todos los medios que se les pudiera detener”, insistía José Luis Ruiz Guillén.

Terraza de la Taberna 4 Cantones donde se producía días pasados el robo de la mitad de sus mesas. Pilar Wals

Antes de ser conducidos a la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía los dos individuos eran llevados al Centro de Salud para someterlos a la preceptiva revisión médica para comprobar que presentaban las condiciones adecuadas después de la detención, argumentaba el edil.

Los dos hombres están acusados de un delito de tentativa de robo, resistencia y desobediencia a los agentes de la autoridad. “En torno a las cuatro y media de la mañana eran detenidos, después de una gran persecución por distintas calles del recinto histórico y del centro de la ciudad”, reconocía el edil de Seguridad Ciudadana que afirmaba que la detención es fruto de un fuerte operativo que se ponía en marcha tras el robo que se producía en otro bar de la Corredera, Taberna 4 Cantones, del que se llevaban la mitad de las mesas de su terraza que estaban atadas con una cadena y un candado.

En la terraza del establecimiento -como apuntaba este martes su dueño, Roberto Rodríguez Moya, a esta Redacción- había una cámara que habría grabado todo el robo. Una cámara que había sido instalada no por seguridad, sino para que los camareros puedan saber cuando están en el interior del establecimiento si han llegado clientes a la terraza, como indicaba.

La grabación fue aportada tras la denuncia a la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía que investiga los hechos. Y podría ser crucial para determinar si los individuos detenidos la pasada madrugada pudieran tener algo que ver con ese robo. “Es fundamental, porque se podrá ver si son los mismos que detenían hace unas horas los agentes del Gisc de la Policía Local y, de esta forma, acusarles de las sustracciones de mobiliario de hostelería que se hayan podido producir en los últimos días”, señalaba Ruiz Guillén.

Las investigaciones continúan, ya que se trata de esclarecer si los individuos detenidos actuaban solos o formaban parte de un grupo más o menos organizado que se encargaba de robar material de hostelería de las terrazas de bares, restaurantes y cafeterías. Los dos detenidos podrían ser la avanzadilla que dejara el material dispuesto –después de retirar cadenas y candados- a otros que podrían acompañarse de un vehículo en el que introducir el mobiliario tras ser sustraído.

Por último, el concejal de Seguridad Ciudadana agradecía la labor efectuada por los agentes de la Policía Local no solo en este operativo, sino en los que continuamente llevan a cabo en el centro de la ciudad, barrios y pedanías. “Su labor es constante. Hay que destacar su profesionalidad y el esfuerzo que realizan cada día, por más que se quiera tirar por tierra el trabajo que vienen realizando desde siempre”.