No hubo sorpresas y la cuestión de confianza presentada por el alcalde de Moratalla, el socialista Jesús Amo, que se debatió anoche en Pleno extraordinario, no salió adelante tras votar en contra los concejales de Partido Popular e IU- Ganar Moratalla. Ahora se abre el plazo de un mes para que los grupos de la oposición presenten una moción de censura contra el actual regidor. De lo contrario, los presupuestos quedarían aprobados inicialmente.

El alcalde moratallero recordó el amplio porcentaje de votos que el PSOE obtuvo en las pasadas elecciones. Amo señaló que las «trabas» comenzaron en el propio inicio de la legislatura, cuando se negó la dedicación exclusiva del alcalde y de un concejal. «El único argumento fue que el alcalde era Jesús Amo», acusando a la oposición de haber «bloqueado el futuro de los moratalleros». Asimismo incidió en que en este asunto «quizás esperaban que nos desanimaríamos y tiráramos la toalla o que este alcalde dejara su puesto».

El regidor fue enumerando todos los proyectos que se han llevado a cabo en el municipio, durante los últimos años. «Después de tres años han mejorado todos y cada uno de los registros de este Ayuntamiento», subrayó, recordando recepciones de subvenciones al llevar al día los pagos con la Seguridad Social. En este sentido, Amo recordó que se han regularizado los pagos mensuales del alumbrado municipal. También han aumentado las subvenciones a lo largo de más de 6 millones.

Sobre las cuentas del municipio, apuntó que actualmente el remanente de tesorería está en positivo, así como la adscripción a los planes de sostenibilidad promovidos por el Ministerio de Hacienda para hacer frente a las diferentes demandas que han venido al Consistorio.

En infraestructuras se refirió a la gasificación de Moratalla, así como a la puesta en marcha del polígono industrial después de 15 años de bloqueo. También recordó los proyectos que están incluidos en los presupuestos.

«Los presupuestos son la herramienta necesaria para poder llevar a cabo las políticas del municipio en pro de los vecinos», explicó Amo, quien criticó a IU que todas las cuestiones planteadas «han sido desmontadas por los técnicos del Ayuntamiento». Sobre el PP, argumentó que las propuestas que presentaron han sido incluidas en el proyecto de presupuestos con una cuantía de 500.000 euros.

Desde la oposición se puso de manifiesto que al no prosperar la cuestión de confianza hace que «el alcalde esté amortizado al no tener el apoyo del Pleno y que debe de dimitir». El concejal popular Juan Soria ya adelantó que en este mes se seguirá «trabajando con consenso para cambiar el rumbo del Ayuntamiento de Moratalla y salir del desbloqueo en el que está sumido».

«Este pueblo se cae a trozos». Así de contundente estuvo el portavoz de IU-Ganar Moratalla, Diego Fernández, quien manifestó que «usted esta hablando de otro pueblo, le ha tenido que fallar el subconsciente». Fernández criticó al regidor que en este periodo «ha imperado las broncas, los desencuentros, los malos modos, así como los ataques personales».

El portavoz incidió que el alcalde se «ha autobloqueado a sí mismo», explicando que el equipo de Gobierno lleva cinco años sin presentar presupuestos en el Ayuntamiento.