22 de abril de 2019
22.04.2019
Carrera electoral

El Príncipe de Asturias, pequeño para recibir a Santiago Abascal

El líder de Vox llamó "traidor" a Sánchez y se dio un baño de masas ayer en Murcia

22.04.2019 | 00:40
El Príncipe de Asturias, pequeño para recibir a Santiago Abascal

Amenazaba con llenar el Príncipe de Asturias, y lo consiguió. El líder de Vox, Santiago Abascal, hacía parada ayer en Murcia y consiguió no solo llenar el pabellón murciano con un público enfervorecido que aplaudía constantemente y vitoreaba al candidato con gritos de «¡Presidente!», sino que fueron muchos los que se quedaron fuera, en las inmediaciones del recinto ante el aforo completo que se registraba ya media hora antes del inicio del acto. La organización cifra en 2.000 las personas que no pudieron entrar al pabellón.

Para Abascal, este «éxito» de convocatoria es «premonitorio» de lo que va a pasar el próximo domingo. Bromeó sobre las encuestas que ofrecen estos días datos en intención de voto a la formación que encabeza, ante la gran afluencia de público que responde a las convocatorias de Vox. «Cuando los partidos han llamado a los mítines, la gente solo ha venido a los de Vox en toda España», comentó, para exclamar: «¡Cuántas casas demoscópicas van a cerrar el 29 de abril!».

El candidato explicó en la capital del Segura las principales líneas ideológicas de su partido en torno a temas polémicos como el aborto y la maternidad, la educación, el uso de armas para «defender a nuestras familias» o la inmigración ilegal. Sobre esto último, remarcó, «hay que mejorar nuestras fronteras. Si no es suficiente una valla, harán falta dos muros en Ceuta y Melilla», al tiempo que criticó la postura de Pedro Sánchez, al que calificó en varias ocasiones de «el enemigo de España», ante esta problemática. «El deber de un gobernante es defender a su pueblo».

Aprovechaba su intervención ara tener la mano desde su «barco patriótico» a aquellos votantes del PSOE que se sienten «decepcionados» con Pedro Sánchez, que «ha pactado con los terroristas que nunca condenaron los asesinatos de sus compañeros socialistas en el País Vasco». Criticó también al PP y a Ciudadanos, a los que calificó como «la derechita cobarde y la veleta naranja», a los que recriminó que «no se atreven contra él, se ponen de rodillas»
.
Pero lo que muchos pudieron pasar por alto fue un anuncio que era un secreto a voces. Durante su intervención, Abascal confirmaba: Pascual Salvador Hernández, presidente de Vox en Murcia, será el candidato de la formación a la presidencia de la Región.

También él se dirigió al entregado público ayer. Abría Pascual Salvador asegurando que «la España Viva está más presente que nunca en Murcia». El presidente regional de Vox recordó los inicios de la formación y valoró su evolución: «Mirad ahora cuántos somos», remarcó, señalando al pabellón atestado de personas de todas las edades. «Esto es sacrificado y cuesta tabajo, pero merece la pena».

También criticó el nuevo Estatuto de Autonomía, del que dijo que es «farragoso y hecho en el último minuto». Sobre infraestructuras, lamentó que «no sabemos lo que llegará del AVE» y que el Aeropuerto Internacional de la Región «permite volar a Manchester pero no a Madrid».
Por su parte, la candidata al Congreso, Lourdes Méndez, agradeció a Abascal que «nos ha devuelto la ilusión y la esperanza». Sobre educación, Méndez apostilló que «venimos a acabar con el adoctrinamiento de nuestros hijos en las escuelas por el lobby LGTBI» y, aclaró, «consideramos a todas las personas iguales, independientemente de su orientación sexual».

También habló sobre familia. «Vamos a crear un Ministerio de Familia y Natalidad» porque «creemos en el valor de la vida y en que hay que defender al más débil». En este sentido, consideró el aborto «un engaño» y avanzó que «ofreceremos alternativas a esas mujeres a las que, ante este drama, se las deja solas».

No quedó ni un tema pendiente de tratar ayer en el Príncipe de Asturias. Vox está más metido en la carrera electoral que nunca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook