Los tenistas españoles Rafa Nadal y Carlos Alcaraz han anunciado este martes que no disputarán el Masters 1.000 de Montecarlo, uno de los torneos más importantes de la temporada de tierra batida.

"Aún no me encuentro preparado para competir al más alto nivel", admite Nadal en un breve comunicado, lamentando no estar "aún en condiciones de jugar con las máximas garantías".

"Continúo mi proceso de preparación, esperando volver pronto", concluye el tenista balear, que no aclara si regresará a tiempo de disputar los Masters 1.000 de Roma y Madrid, y su torneo fetiche, Roland Garros.

En la presente temporada, el balear únicamente ha disputado la United Cup por equipos (con dos derrotas ante Norrie y De Miñaur) y el Open de Australia (victoria en primera ronda ante Draper y derrota en segunda contra McDonald, en un partido que terminó con notables problemas físicos).

Nadal es el tenista más laureado de la historia del torneo monegasco, gracias a sus 11 títulos, ocho de ellos de forma consecutiva entre 2005 y 2012.

Esta será la segunda ausencia consecutiva del manacorí en las pistas de Roquebrune-Cap-Martin, toda vez que en 2022 tampoco pudo disputar el torneo. En su última aparición, en 2021, cayó en cuartos de final ante el ruso Andrey Rublev.

Alcaraz tampoco jugará

Minutos más tarde del anuncio de Nadal fue Carlos Alcaraz el que comunicó su decisión de no acudir al tercer Masters 1.000 de la temporada tenística.

El murciano alega "una artritis postraumática en la mano izquierda y molestias musculares en la columna que necesitan de descanso" para justificar su ausencia sobre la tierra batida del principado.

"Estoy contento de volver a casa, pero triste porque terminé mi partido de semifinales de Miami con molestias", admite el número 2 del mundo, que asegura que la decisión la ha tomado tras su visita al Doctor López Martínez en Murcia.

Alcaraz ha disputado en una sola ocasión el Masters 1.000 de Montecarlo, cayendo el pasado año 2022 en su partido de debut ante el estadounidense Sebastian Korda.