La Opinión de Murcia

La Opinión de Murcia

Crónica

Lección de efectividad para el FC Cartagena

Los de Carrión muestran un mejor juego combinativo, pero ceden demasiado espacio a la contra

38

Las imágenes del partido FC Cartagena - Ponferradina Loyola Pérez de Villegas

Volvió a sentirse la ilusión por una nueva temporada de fútbol profesional en Cartagena y la afición albinegra dejó sentir su calor al equipo en la primera batalla de la temporada. Un Cartagonova con buen aspecto a pesar de la temprana fecha y el tardío inicio del partido se dispuso para conseguir los primeros tres puntos de la temporada, pero no fue el día. Con un mejor juego combinativo, más posesión y mejores ocasiones, el Cartagena perdió ante una Ponferradina que le ofreció una lección de efectividad. Derik puso el 0 a 1 al inicio de encuentro cuando lo estaba mereciendo el equipo de Luis Carrión, Mikel Rico empató antes del descanso y Dani Ojeda, con un doblete, certificó la victoria de su equipo a pesar del tanto de Borja Valle a tres minutos del final.

El partido tuvo un comienzo frenético con una Ponferradina que salió a presionar fuerte y un Cartagena que tuvo que combinar rápido para salir de esa presión. Con calidad se quitó el cuadro albinegro de encima a su rival y generó las primeras ocasiones del encuentro: Calero golpeó en dirección a la escuadra exigiendo el paradón de Amir y Mikel Rico la echó por encima del larguero tras una jugada ensayada de córner en el segundo palo.

No obstante, cuando todo parecía de cara para los locales, el que se adelantó en el marcador fue el cuadro visitante. Nwakali envió un balón en largo para Derik Lacerda en transición, Pablo Vázquez erró en su despeje y el delantero brasileño se marchó en velocidad, entró en el área y disparó fuerte y alto al primer palo para batir a Marc Martínez y poner el 0 a 1.

El Cartagonova enmudeció tras el gol debido a la sensación de merecimiento de los suyos, pero el equipo le devolvió la ilusión con buen juego y ocasiones. Adelantó la presión Luis Carrión y ahogó a la Ponferradina para comenzar el bombardeo de centros al área que terminaría con el empate antes del descanso. Ortuño no llegó a un buen centro de De Blasis pasado el cuarto de hora de juego y volvió a rematar fuera el yeclano ganando la posición al guardameta berciano minutos después sin suerte. Arribas desperdició una de las mejores ocasiones de la primera mitad echando fuera un centro de Jairo cuando se encontraba completamente solo dentro del área.

Los de la ciudad trimilenaria comenzaron a dominar cada vez más el partido sobre el campo contrario, pero se expusieron a las rápidas contras de los de José Gomes, una solución que a punto estuvo de costar un gol de no ser por la velocidad de Jairo Izquierdo en el cierre. No obstante, la sensación de dominio albinegro iba en aumento con el paso de los minutos y lo que se cocinó durante muchos minutos en la derecha con la asociación entre Calero y De Blasis se materializó por fin a diez minutos del descanso.

Lección de efectividad

La Ponferradina controló un ataque albinegro despejando al lateral y Pablo De Blasis, atento como siempre, reanudó el juego sacando rápido de banda, se apoyó en un compañero y puso un centro tenso para la llegada de Mikel Rico. El vasco atacó el balón muy lejos de la portería, pero le dio potencia y colocación para que Amir no pudiera evitar el empate. Antes del final del primer acto, el encuentro se convirtió en un correcalles sin control, pero ninguno de los dos equipos volvió a generar peligro.

El inicio de la segunda parte fue un dolor de cabeza para el FC Cartagena a pesar de comenzar con las buenas sensaciones que había dejado el final de la primera. A los cinco minutos recibió el cuadro cartagenero un jarro de agua fría en forma del gol que puso el 1 a 2 a merced de Dani Ojeda. En una nueva contra, el extremo recibió en tres cuartos de campo, condujo en velocidad y se apoyó sobre José Naranjo en el balcón del área para realizar una pared y golpear directo a la escuadra al primer toque en un golazo que supuso otro duro golpe para los cartageneristas.

Se quedó en shock el Cartagena y Luis Carrión dio entrada a Tejera y Franchu por Musto y Ferreiro para dar un aire fresco al equipo. No obstante, diez minutos después del 1 a 2 recibió el cuadro albinegro el tercero que le robó casi todas las esperanzas. Calero perdió el balón en ataque con el equipo volcado y en dos pases se plantó Dani Ojeda solo ante Marc Martínez para poner tierra de por medio con el tercer gol, de vaselina tras una conducción de cuarenta metros sin oposición. Pablo Vázquez y Datkovic dejaron el carril libre persiguiendo a sus marcas y Jairo, que intentó replegar a toda velocidad, llegó tarde.

Parecía muerto el Cartagena. El esquema se desdibujó y no encontraba fluidez el cuadro del Cartagonova, pero Franchu y Borja Valle cambiaron la cara al equipo en el tramo final después de que Marc salvara el cuarto. A tres minutos para el final llegó el gol que recortaba distancias. Pablo Vázquez remató un córner en dirección a portería y Valle, en el primer palo, metió el interior de la bota para coger a contrapié al guardameta y dar esperanzas a la parroquia albinegra.

La adrenalina se apoderó del equipo y de la afición en el Cartagonova y Sadiku la tuvo en dos ocasiones para hacer el empate, sin embargo, no concretó ningún acercamiento el conjunto local y terminó cediendo los primeros tres puntos de la temporada. Primer partido y primera derrota para el FC Cartagena en la campaña 2022-23 que deja mal sabor de boca a pesar del buen juego del equipo por momentos casi 7.500 espectadores en el estreno liguero.

El Andorra logra su primer triunfo en Segunda

El Andorra se estrenó en la categoría dando la campanada en el Carlos Tartiere, escenario en el que derrotó al Real Oviedo de Jon Pérez Bolo con un tanto in extremis de Pau Casadesús, que marcó a pase de Hevel y certificó también otra estadística fija: el Oviedo no gana en un arranque en fútbol profesional desde 1999.

El duelo arrancó con precipitación, y aunque el Oviedo dominó en los primeros compases, fue el Andorra el que en los momentos en que tuvo el balón combinó más cómodo en tres cuartos del campo contrario, sobre todo en una primera mitad en la que los azules no acertaron en la presión.

Aún así, en su primer partido en el fútbol profesional. Los de Eder Sarabia no lograron profundizar, y el Oviedo afincó bien su defensa por delante de Tomeu: Carlos Martínez y Bover lo intentaron tras pérdida, buscando la espalda de esa última línea azul, pero Lucas corrigió y el Andorra acabó la primera parte acercarse con verdadero peligro.

El paso por vestuarios sacudió a ambos equipos: Lizoain despejó un potente chut de Rama que se envenenaba e iba dentro, y en la portería contraria, en la siguiente acción, una estirada de Tomeu evitaba que el disparo largo de Alti desde la frontal se colase en la portería azul por palo contrario.

Bolo hizo debutar al mexicano cedido por el Arsenal, Marcelo Flores, y el Tartiere se hizo notar de nuevo, aunque cuando verdaderamente se escuchó a la afición local fue cuando en un centro al área de Borja Sánchez se reclamó mano de Marc Fernández, gesto que no consideró punible el colegiado.

Los de Eder Sarabia no supieron aprovechar una contra tras una pérdida de Luismi y la primera conexión entre Bastón y Enrich -centro del primero y remate del segundo- tampoco vio puerta, aunque estuvo cerca.

El Andorra jugaba mejor, pero el Oviedo llegaba más: lo intentó Montoro pero su disparo se fue fuera, y de nuevo en una combinación entre el mediocentro y Bastón volvió a surgir la opción de disparo, aunque Sangalli, con todo a favor, lo estrellase en un siempre atento Lizoain.

A tres del tiempo reglamentario Enrich vio la roja por una dura falta sobre Petxarromán que el colegiado revisó en el VAR, y en los siete minutos de añadido Pau desató la locura con el gol de la victoria visitante a sólo dos minutos del final.

agencias

Compartir el artículo

stats