Kiosco

La Opinión de Murcia

FC Cartagena

El FC Cartagena vuelve a mirar a Huesca con el fichaje de Mikel Rico

El centrocampista llega libre al Cartagonova después de finalizar su contrato con los oscenses y refuerza la medular del conjunto albinegro

Mikel Rico, nuevo jugador del FC Cartagena, durante un partido con el Huesca. | EFE/JAVIER BLASCO

El FC Cartagena continúa su reconstrucción de cara a la temporada que viene y ya ha anunciado su segundo fichaje del verano tras la incorporación de Luca Sangalli. Mikel Rico se ha convertido en el nuevo refuerzo del cuadro albinegro para la próxima campaña en un centro del campo que ha quedado tocado ante la salida de Yann Bodiger al Granada y la inminente marcha de Pablo De Blasis a Gimnasia. El vasco llega para aportar su enorme experiencia al equipo de Luis Carrión y empezar a cubrir los huecos que se han generado en la plantilla cartagenera.

La política de fichajes a corto plazo del conjunto albinegro ha obligado a la comisión deportiva a un concienzudo trabajo en renovaciones y fichajes este verano. De veintidós futbolistas del primer equipo, solo siete contaban con contrato más allá de junio al terminar la temporada por lo que el club comenzó a trabajar una vez finalizado el campeonato. Renovado el entrenador, la directiva trabajó con él en la planificación de la plantilla y se llegó a un acuerdo exitoso para cerrar la portería con Marc Martínez. No obstante, los acuerdos con De Blasis y Bodiger no han ido por el mismo camino y la comisión centró su objetivo en la medular.

El primero en llegar fue Luca Sangalli. El centrocampista dejó su casa, la Real Sociedad, para llegar al Cartagena y abrir el capítulo de fichajes. El siguiente ha sido Mikel Rico, que abandona el Huesca para reforzar con su potencia y veteranía un centro del campo desértico.

Con la incorporación de Mikel Rico, la conexión entre Huesca y Cartagena sigue creciendo. El fichaje del mediocentro significa el quinto movimiento desde El Alcoraz hasta el Cartagonova en los últimos años después de los viajes que tomaron Toni Datkovic, Okazaki, Gastón Silva y Julio Buffarini.

Mikel Rico llega libre al Cartagena tras finalizar contrato con el cuadro azulgrana y firma por una temporada con el cuadro albinegro. A sus 37 años, su potencia física sigue siendo su mejor aval para mantenerse al máximo nivel en el ocaso de su carrera y su amplia experiencia lo convierte en un fichaje de prestigio para el Cartagena.

Curtido en la élite, Rico acumula más de 400 partidos entre Segunda, Primera, Copa del Rey, Supercopa de España, Europa League y Champions League como jugador del Poli Ejido, Huesca, Granada y Athletic siendo el conjunto rojiblanco en el que ha ofrecido su mejor nivel durante seis temporadas y 175 partidos.

Con el Huesca, su último equipo, Mikel ha disputado un total de 184 encuentros en tres etapas diferentes logrando un ascenso a Primera en la campaña 2019-20. No obstante, y pese a ser un jugador imprescindible convirtiéndose en uno de los capitanes del equipo oscense durante su trayectoria en El Alcoraz, su última temporada ha supuesto un paso atrás en su rendimiento.

En la última campaña, Mikel Rico ha disputado treinta partidos en LaLiga Smartbank, pero su participación ha ido disminuyendo a lo largo del año. En la primera mitad de la temporada, el de Basauri estuvo presente en diecinueve encuentros de veintiuno con doce titularidades y en la segunda vuelta su protagonismo cayó en picado con doce apariciones en veintiún encuentros y tan solo tres titularidades.

El mes de enero supuso un enorme cambio para mal en la situación deportiva del centrocampista, que pasó del once titular a un plano muy secundario permaneciendo en el banquillo en siete partidos, sumando dos más sin convocar y disputando en varias ocasiones los minutos finales de los encuentros. Tanto fue asi, que de sus 1514 minutos totales sobre el césped, el mediocentro sumó 1081 en la primera vuelta y tan solo 433 en la segunda.

En un mensaje a la afición albinegra, Rico ha manifestado su alegría por formar parte del FC Cartagena y ha expresado sus ganas de estar en el Cartagonova.

El club ya supera los dos mil quinientos abonados

El FC Cartagena ha anunciado, a través de sus redes sociales, el ritmo que lleva la campaña de abonados tras once días desde su lanzamiento. En concreto, el cuadro cartagenerista suma ya 2.531 abonados en las dos primeras semanas de campaña, lo que supone un ritmo bastante más bajo que la pasada temporada a estas alturas.

En la campaña de abonos del curso 2021-22, que significó la vuelta del público a las gradas, el FC Cartagena sumó más de 5.500 abonados a fecha de 30 de junio, más del doble de la cifra actual.

El número de abonados con el que cuenta la entidad albinegra a día de hoy se asemeja a los datos de la campaña 2020-21, una temporada en la que la afición se abonó aún sabiendo que no podría disfrutar del equipo de manera presencial por las medidas contra el COVID. A finales de junio de 2020, el Cartagena contó con 2259 abonados, un número similar al de este año.

No obstante, fue en la temporada con el ritmo más bajo en la que se logró el segundo número de abonados más alto de la historia del club. En la 2020-21, los albinegros alcanzaron los 8.472 abonados y se quedaron a solo diez del récord de 2009, fijado en 8.482.

Por otro lado, en la pasada temporada el ritmo inicial no marcó la diferencia y el total de socios se quedó en los 8.200, ligeramente por debajo del año anterior y sin poder alcanzar la meta de los 10.000 que persigue el club desde hace muchos años.

Compartir el artículo

stats