Juan Carlos Ferrero, entrenador del murciano Carlos Alcaraz, confirmó a Efe las ganas que tiene su pupilo de hacerlo bien en Wimbledon y habló sobre las molestias que ha sufrido estos días en el codo y que le apartaron de disputar Queen's.

El tenista murciano se ejercitó este martes por primera vez en el All England Club, acompañado de Ferrero, de su fisioterapeuta, Juanjo Moreno, y con el suizo Stan Wawrinka como rival al otro lado de la red.

"A Carlos le gusta jugar en hierba, le gusta jugar aquí", dijo Ferrero a Efe tras la sesión de dos horas. "En la academia veníamos de entrenar en hierba artificial, que nunca es exactamente igual. Físicamente viene trabajando bien y a nivel de tenis cuidando un poquito el codo, que tenía el vendaje. Que las bolas sean tan pesadas a él le molesta un poco. Esta semana es importante de preparación, sentirse bien y que esté todo en el sitio correcto y a pelear".

Alcaraz, que estaba apuntado para jugar Queen's la semana pasada, renunció al torneo por unas molestias en el codo para las que se ha protegido con un vendaje estos días. "Le ha venido molestando un poco, y el vendaje es para proteger un poco más", confirmó Ferrero.

Esta será la segunda participación de Alcaraz en el cuadro final de Wimbledon, después de que la temporada pasada cayera en segunda ronda. "Este torneo es el más difícil, porque es el que menos preparación se tiene. Físicamente hay que llegar mejor, porque es el que más difícil se recupera de un partido al siguiente. Este torneo es una incógnita. Hay muchas sorpresas siempre en esta superficie. Se te puede complicar un partido que lo ves bien y viceversa", explicó el de Ontinyent.

Sobre la decisión de ejercitarse junto a Wawrinka, Ferrero apuntó que no fue por nada en especial y que simplemente fue preguntando a varios tenistas y el suizo aceptó.

Alcaraz disputará este jueves su primer partido en la exhibición de Hurlingham contra un rival aún por confirmar.