Kiosco La Opinión de Murcia

La Opinión de Murcia

Arte

Lectura del Santo Evangelio, según Two Art

La galería murciana acoge hasta el 30 de abril la exposición ‘Christus’, en la que, entre música sacra e incienso, imagineros contemporáneos y antiguos se dan la mano para hablar de la Pasión

Eva Hernández mira algunas de las piezas de la exposición, ayer en la sala.

«¿Por qué no puede ser una galería de arte un centro que estimule tu espiritualidad, tu fe?», se pregunta Eva Hernández, directora de la sala Two Art, en Murcia, que acoge hasta el próximo 30 de abril la exposición Christus. A falta de una semana para que sea Viernes de Dolores y comiencen los actos y procesiones que conmemoran la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, Hernández se vale del incienso y la música sacra para «convertir la galería en una gran instalación», casi una iglesia

La experta explica a La Opinión que la muestra «va sobre la Pasión de Cristo, pero una Pasión muy peculiar, por muchísimas circunstancias», comenzando por la realidad de que «en una galería de arte contemporáneo no se suele exponer imaginería».

La muestra se articula en torno a una obra de Piza que "te pongas donde te pongas, te mira", dice la galerista Eva Hernández

decoration

«Fuimos la primera galería de arte contemporáneo de España que lo hizo», apunta Hernández, al tiempo que revela que la exposición «surge en torno a una pieza hiperrealista». En concreto, una creación de Juan Piza, «un artista valenciano que trabaja en exclusiva para la galería y que una vez nos mostró esta pieza como algo raro, incluso tenía un poco de dudas a la hora de enseñárnosla. Cuando la vimos pensamos: hay que hacer una exposición en torno a esta obra, es increíble», detalla la directora de la sala. 

La obra de Piza en torno a la cual gira toda la muestra. ISRAEL SANCHEZ

«Realmente piensas que estás viendo a un Cristo crucificado», subraya Hernández, a lo que añade que la talla tiene una peculiaridad: «desde donde te pongas, la obra te está mirando, es muy inquietante». Como ocurre con grandes creaciones, como La Gioconda de Da Vinci.

Un Jesús recién nacido sostiene en sus brazos a un Jesús muerto en una pieza firmada por la italiana Jusana Hopas

decoration

Además, «depende del ángulo desde el cual la mires, la cara del Cristo cambia completamente: está triste, agotado, parece que esboza una sonrisa o muestra una cara desafiante, como si el Cristo estuviera expresando», resalta la responsable de la galería. 

Arranca este recorrido por la Pasión según Two Art «desde la escena de Cristo atado en la columna», en una escultura, a tamaño natural, hecha en madera por Juan José Negri. A continuación, «testigo y cronista de todo lo que va a acontecer, Santiago el Mayor, una de las personas que estuvo presente en los momentos más importantes de la vida de Cristo»,. precisa Hernández, en referencia a una pintura anónima próxima al círculo de Guido Reni que era necesario que estuviera ahí», tiene claro. La directora de la sala se pregunta «por qué obras contemporáneas no van a dialogar con obras del pasado». En la muestra hay hasta un Ecce Homo que es una pintura del taller de Bartolomé Esteban Murillo

Jusana Hopas es la autora de una obra en la que el Niño Jesús sostiene a Cristo muerto. ISRAEL SANCHEZ

«Mi Reino no es de este mundo. Si mi Reino fuese de este mundo, mi gente habría combatido para que no fuese entregado a los judíos, pero mi Reino no es de aquí», cuenta el Evangelio, según San Juan, que dijo Jesús a Poncio Pilatos. En el Evangelio, según Two Art, un Jesús recién nacido sostiene en sus brazos a un Jesús muerto. El Niño del portal de Belén se pone de pie para llevar a cuestas a su yo del futuro, 33 años después. La responsable, la autora italiana Jusana Hopas.  

«Lo difícil en la imaginería es innovar, porque es como que está todo hecho; pero ella, con esta obra, ha aportado una nueva versión de La Piedad, un diálogo entre el presente y el futuro», reflexiona Eva Hernández.

Destaca también en la muestra una pintura hiperrealista, firmada por Javier Arizabalo, con una visión renovada de la fisonomía de Jesús, que brilla en una muestra que, tal y como deja claro la galería, «está dirigida a todos los públicos, creyentes y no creyentes, católicos convencidos y por convencer, cristianos, ortodoxos y heterodoxos, culturetas y capillitas, cofrades y no cofrades, curas, monjas, y todos aquellos que quieran disfrutar de una experiencia próxima al misticismo».

Compartir el artículo

stats