22 de octubre de 2019
22.10.2019
La Opinión de Murcia
Entrevista
AA Mamá

AA Mamá: "Arrastramos la frustración de una generación a la que le prometieron todo"

"Seguimos siendo los mismos; el cambio de nombre ha sido más bien una cosa que va de puertas para fuera", explica el guitarrista Pablo García

22.10.2019 | 04:00
AA Mamá: "Arrastramos la frustración de una generación a la que le prometieron todo"

Carmen Alarcón (guitarra y voz) y Pablo García (guitarra). Se dieron a conocer como Estúpido Flanders, nombre bajo el cual ganaron el CreaMurcia, pero el pasado viernes consolidaron su transformación con Llama cuando llegues, un EP debut que este jueves presentan en directo en el ciclo 'Músicas desencajadas'.

Ahora sí que sí, ya no hay vuelta atrás: adiós Estúpido Flanders; hola, AA Mamá. Carmen Alarcón y Pablo García, almas creativas y caras visibles de la banda murciana, decidieron hace unos meses dar un paso atrás para coger impulso y saltar (eventualmente) mucho más lejos: abandonaron una firma que empezaba a darles rendimiento después de proclamarse vencedores del CreaMurcia 2015 en la categoría 'Canción de Autor' para iniciar un proyecto aparentemente nuevo (aunque solo sea «de puertas para fuera»). El caso es que este jueves, con el apoyo de Son Buenos y su viraje al castellano como principal novedad –ellos insisten en que «el espíritu sigue siendo el mismo» que con Estúpido Flanders– presentan en casa su primera referencia: Llama cuando llegues, un EP de cinco temas que vio la luz el pasado viernes y que llevarán al directo con un concierto muy especial en el Aula Fundación Caja Mediterráneo de Murcia dentro del Ciclo 'Músicas desencajadas'.

Imagino que ya se lo habrán preguntado un millón de veces, pero... ¿cómo es eso de romper con un proyecto que tiraba para arriba –al menos esa sensación– y empezar con algo nuevo? ¿Por qué decidieron dar este paso?
Carmen Alarcón: No hubo mucho drama con el cambio. A pesar de que, como dices, Estúpido Flanders parecía que tiraba para arriba, nunca tuvimos la sensación de que el proyecto estuviese 100% definido. Desde nuestra perspectiva seguíamos siendo una banda en formación, en la que casi cualquier cosa podía pasar. Así que cuando nos vimos preparados para dar el salto al español y nos empezamos a sentir cómodos con lo que iba saliendo, activamos el plan 'AA' sin dudarlo.

Para el que os conociera con anterioridad: ¿Qué tiene AA Mamá de vuestro anterior proyecto? Y, bueno, ya que estáis, ¿en qué se diferencia de Estúpido Flanders?
Pablo García
: Siempre decimos que, realmente, en el fondo, seguimos siendo los mismos y que el cambio de nombre ha sido un poco más de puertas para fuera. Sí que es cierto que ha habido un cambio paulatino en cuanto a la forma de componer tanto la música como la letra –ya que, como sabéis, ahora componemos canciones en castellano–, pero básicamente el espíritu sigue siendo el mismo.

En inglés, en castellano..., el caso es que parece que su generación parece condenada a escribir, gritar o, en su caso, cantar, una serie de dramas comunes. Aunque, bueno, como dicen en Valle negro, «aún queda un poco de esperanza», ¿no? Al menos eso es lo que se desprende de este EP...
C. A.
: Sí la hay, aunque parezca que no. En el EP arrastrábamos la frustración de una generación a la que le prometieron todo, que vive saturada de información y de viajes a Tailandia. Creo que es algo que vamos a llevar siempre a la espalda. Pero toda esa tristeza tenía momentos valle que decían: «Hay que seguir». De ahí salen los pequeños fragmentos de luz del disco, aunque, la verdad, no son muchos...

Se (re)presentan con cinco temas –algunos de ellos ya adelantados– en los que tenemos un poco de todo: desde pasajes más suaves como los de la citada Valle negro, hasta otros más guitarreros como los de El salto de los antiguos. ¿La idea era demostrar de todo lo que son capaces?
P. G.
: Realmente no; son canciones que han ido surgiendo de una forma muy natural, la verdad. No componemos con una idea premeditada como podría ser la de: «Mirad, esto es lo que sabemos hacer»; pero, ahora que lo pienso, entiendo que sí que puede parecerlo al ser un EP bastante variado... Como decía, son canciones que han ido surgiendo a partir de riffs y melodías que se nos han ido ocurriendo durante la marcha, en plan: «¡Hey! Me ha salido esto, ¿le echamos un ojo?». Y finalmente se lo echamos, y ahí están, ¡en forma de EP!

Musicalmente, hay una cuestión que se repite –o al menos así me lo parece a mí–: sonoridades muy americanas, ¿no? Hablenme de sus influencias.
P. G.
: Somos bastante variados en ese sentido; todos escuchamos de todo. Yo personalmente escucho y toco rock clásico, blues, funk, soul..., aunque a la hora de componer también me inspiran más otros estilos o grupos quizá más suaves, como Vetusta Morla, Xoel López o Foy Vance.

C. A.: Yo llevo un poco de cacao con lo de las influencias... Lo último que estoy escuchando, por si sirve de algo, es Andrew Bird, León Benavente, Emotional Oranges y Brittany Howard.

Por cierto, el disco está grabado en los Estudios Neo Music Box de Aranda de Duero y, además, creo recordar que debutaron en el Sonorama. ¿Qué tienen por Burgos? ¿O han sido cosas del destino?
P. G.
: Grabar el disco en Estudios Neo fue, en principio, 'cosas del destino'. Pero realmente, en el tiempo que estuvimos allí grabando, conocimos a gente majísima que hizo que nos enamoráramos de Aranda, así que fue un gustazo volver a verles en el Sonorama y recordar los momentos tan bonitos que vivimos allí mientras trabajábamos en el EP. Pero, sobre todo, fue un gustazo no sentir el frío que sentimos en abril en Aranda cuando grabamos, eso sí... [Risas].

El caso es que ahora toca Murcia. Ya actuaron como AA Mamá junto a Nunatak en febrero en Garaje Beat y, creo, en alguna otra ocasión, pero imagino que el concierto del jueves es especial: presentación en casa y a girar. ¿Qué tienen preparado? ¿Cómo lo afrontan?
C. A.
: Pues tenemos muchas ganas; hace más de un año que no damos un concierto exclusivamente nuestro... Vamos a tocar el EP íntegro, canciones antiguas e incluso alguna nueva. Además, tenemos alguna sorpresilla por ahí escondida... Estamos intentando preparar un buen show para que la gente lo disfrute desde que suene el primer acorde hasta el último.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook