01 de diciembre de 2018
01.12.2018
La Opinión de Murcia
Entrevista
Humorista

Edu Soto: "El humor siempre ha estado acotado, pero ahora el embudo se ha estrechado"

"Mi manera de hacer reír es bastante limpia. No quiero complicarme la vida, me divierte reírme de bobadas"

01.12.2018 | 04:00
Edu Soto: "El humor siempre ha estado acotado, pero ahora el embudo se ha estrechado"

Humorista. Danza muy contemporánea, hipnosis, monólogo, cante... El actor llega a Murcia con Más vale solo que ciento volando, "una locura improvisada" que garantiza la diversión de los espectadores que acudan mañana al Teatro Circo.

P ¿Qué presenta en Más vale solo que ciento volando?
R Es un espectáculo que lo llaman monólogo porque estoy solo, pero en realidad es una performance, un show o una locura, porque no es el típico monólogo donde hay un señor hablando durante una hora y media. Me meto en personajes, aplico una hipnosis absurda al público, canto, bailo, hago coreografías absurdas...

P ¿Y todo eso lo mete en la coctelera?
R Coctelera, sí. A veces sale con tropezones y a veces sale muy líquida, lo que quiere decir que el espectáculo siempre cambia y siempre varía. Es muy interesante. El espectáculo es muy improvisado, algo que gusta mucho al público. En cada sitio, la gente te ofrece cosas distintas. Yo sé por dónde transito pero no hay un texto escrito en cada actuación. Hay mucha improvisación. Si alguien llega tarde, lo utilizo. Si suena el móvil, lo utilizo. El espectáculo está muy vivo. El 60% de lo que sucede ocurre en el sitio, no se ha visto antes.

P Cura sus miedos encima del escenario. ¿Qué poder curativo tiene el teatro?
R El teatro tiene bastantes poderes curativos. Al escenario casi todos los actores hemos subido alguna vez con fiebre, vómitos, tos o con problemas sentimentales, pero en esta hora y media queda todo aparcado. Y no solo le sucede al que actúa, creo que a la gente del público le ocurre lo mismo. Mucha gente deja sus problemas fuera del teatro y durante esta hora y media estamos todos en una burbuja. Es algo mágico.

P Además de en su faceta actoral o cómica, últimamente se le ve volcado en DeLaRoom, su banda. ¿La faceta musical es la que más le atrae?
R La faceta musical siempre me ha acompañado y obsesionado. Siempre me ha apasionado y llevo desde los 26 años haciendo clases de canto. Estoy muy implicado en la música. Hace un año conocí a un guitarrista clásico en Madrid, Pablo Méndez, y nos enamoramos musicalmente. En breve, a principios de año, sacamos disco, por eso, el tema musical me tiene mucho más implicado.

P ¿Qué nos puede adelantar de este primer trabajo?
R No sé definir muy bien el grupo. Ningún tema del disco es representativo de los demás porque es una música que varía bastante siguiendo una línea coherente, pero es un estilo que no sé definir muy bien. Hay violín, guitarra clásica, suena acústico, pero a veces hay una batería de los ochenta. Es un poco folk, pero tampoco lo es. Lo mejor es escucharlo y espero que cada canción seduzca al oyente. Es la única manera de conocer a un grupo.

P ¿Qué le cautivó de la música?
R La música es algo que se lleva en los genes, pero también cuenta tener la suerte de que la gente que te rodea te haya empujado a eso. Mi hermano desde pequeño me empujó a escuchar grupos míticos. Luego es un tema personal que la música te sirva o no te sirva. Si estoy triste y quiero estar alegre, la música lo consigue. Siempre me ha acompañado como banda sonora. No concibo la vida sin el estímulo de la música.

P Edu Soto es el nuevo 'paisano' de TVE. Releva a Pablo Chiapella. ¿Qué le atrae de este proyecto, de este programa que viaja por diferentes pueblos de la geografía española?
R Es un proyecto muy bonito. Es un lujo tener que ir, por trabajo, a conocer pueblos de España maravillosos y lugares a los que probablemente no iría porque es difícil situarlos en el mapa. Es un programa muy bonito que nos enseña cómo somos en este país.

P ¿Qué le ha aportado participar en programas como Tu cara me suena o MasterChef?
R Cada proyecto que haces es un escaparate para que venga otro más. Cada programa que he hecho me lo he tomado muy en serio. Hay programas que la gente recuerda más y otros menos, pero para mí todos han sido muy importantes. Cada trabajo es un escaparate para que la gente vuelva a pensar en ti para el siguiente. Yo tengo mucho cariño a lo que hago porque si no te encariñas es muy complicado que algo funcione.

P El otro día Dani Mateo tuvo que declarar ante el juez por su gag de la bandera española. ¿Peligra la libertad creativa de un cómico en pleno siglo XXI?
R El humor siempre ha estado acotado, pero ahora se ha estrechado el embudo. Siempre hay unas leyes sociales o morales de comportamiento que ahora están muy estrechas. Es extraño que vivamos un momento de esta estrechez tan subrayada en una época en la que hay mucha transigencia y aparentemente mucha libertad a la hora de hacer y de vivir. Estamos en una época en la que la gente está muy susceptible y no entiendo el por qué. Libertad para decir lo que quieres la tienes, pero luego ya sabes lo que puede pasar. Apoyo que cada uno sea libre de decir lo que quiere. No sentirse libre sería muy duro. Lo que sucede es que ahora es muy accesible para los criticones, criticar. Antes existían pero solo se enteraban los del bar, ahora se entera toda España.

P ¿El humor puede tocar cualquier tema?
R El humor puede tocar cualquier tema, pero hay temas en que debes medir muy bien tus palabras. Cada uno tiene su manera de obrar, mi manera es hacer reír de una manera bastante limpia, blanca. No me apetece complicarme la vida. A mí me divierte reírme de bobadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.

 

Lo último Lo más leído