Aunque las mayores retenciones de tráfico en España se están registrando en Madrid poco después del comienzo de la operación especial con motivo del Puente de Mayo, la circulación también se ha complicado en las carreteras murcianas, que están siendo de las más congestionadas de la Península.

A las tres de la tarde ha arrancado el operativo, que se mantendrá hasta el próximo martes, en el que la Dirección General de Tráfico (DGT) espera 6,5 millones de desplazamientos por carretera. Los principales destinos son las segundas residencias y zonas de costa, principalmente en Andalucía y Levante, lo que incluye a la Región de Murcia.

Todas las salidas de Madrid registran tráfico muy intenso, especialmente la A-1, a la altura del Circuito del Jarama; la A-3, en Rivas y Fuentidueña de Tajo; la A-4, en Pinto y la A-5, en Navalcarnero, muchos de ellos con destino a la Región.

Atascos en Murcia

Algunos siniestros están provocando atascos en Murcia, concretamente en la A-30, a su paso por Molina de Segura hacia la capital murciana. Precisamente en ese punto, en la salida 128, dos vehículos han colisionado por alcance. El accidente se ha saldado con cuatro heridos, entre ellos una niña de nueve años, que han sido trasladados al Morales Meseguer con traumatismos.

También hay retenciones en las autovías a la altura del centro comercial Thader y en la que conecta la rotonda a la salida de la urbanización la Glorieta, en Churra, con la que queda junto al centro comercial Myrtea de Espinardo, conocido también como El Tiro.

Atascos a la vuelta

A la vuelta del puente, la DGT prevé complicaciones a la entrada de las ciudades. Apuntan al lunes 1, entre las 16 y las 23 horas, como la franja de mayor congestión. Ocurrirá así, en principio, en todas las comunidades excepto en la de Madrid, ya que en la capital es fiesta también el 2 de mayo.

Para favorecer la circulación, se instalarán carriles reversibles y adicionales en las horas de mayor afluencia circulatoria y se establecerán igualmente itinerarios alternativos.