El expresidente de la Región de Murcia Ramón Luis Valcárcel ha afirmado este jueves en la Ciudad de la Justicia, donde ha acudido para recoger la notificación del auto de apertura de juicio oral por el caso de la desaladora de Escombreras, que "en todo momento" se movió "por el interés general".

En declaraciones a RNE, Valcárcel, acompañado por su hermano, el abogado Carlos Valcárcel, ha indicado que se encuentra "muy bien" y que durante su mandato al frente de la Comunidad solo persiguió "el bien común".

"No he perseguido otra cosa que el bien común, y ahora toca hablar ante la justicia en la que creo y que respeto", ha señalado el exjefe del Ejecutivo murciano.

El pasado jueves, 30 de marzo, la titular del juzgado de Instrucción número 1 de Murcia ordenó la apertura de juicio oral contra Valcárcel por los presuntos delitos de prevaricación continuada, fraude continuado y malversación de caudales públicos en relación al contrato de arrendamiento para la adquisición de la desaladora de Escombreras.

En su escrito de acusación, el Fiscal solicitaba penas que suman 11 años y 6 meses de prisión, 20 de inhabilitación absoluta y 27 de inhabilitación especial para empleo o cargo público.

Penas que la acusación popular eleva a 15 años de prisión por los delitos de fraude y malversación y 15 de inhabilitación, además de una multa que multiplica por seis el dinero presuntamente defraudado. Ambas acusaciones solicitaban, además, una indemnización por el importe del perjuicio causado.

Por último, la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia (CARM), como actor civil, solicitó la apertura de juicio oral y exigió la responsabilidad civil derivada del delito que concreta en 74.194.332 euros, la diferencia de coste entre los dos sistemas de adquisición de la planta que analiza en su escrito.

Cabe recordar que tras hacerse público este auto, Varcárcel solicitó su baja voluntaria como afiliado del PP y dejó de ser presidente de honor del partido de la Región de Murcia.