El Ministerio para la Transición Ecológica denuncia que el Gobierno del presidente Mariano Rajoy dejó sin invertir entre 2012 y 2018 un total de 390 millones de euros asignados a un paquete de medidas que pretendía frenar la degradación del Mar Menor. El departamento de Teresa Ribera señala que bajo el mandado de los ministros Miguel Arias Cañete e Isabel García Tejerina en el área de Medio Ambiente, la Confederación Hidrográfica del Segura sólo ejecutó el 9,3% de las medidas que se establecieron para la recuperación del ecosistema en los dos primeros planes de cuenca del Segura, que abarcaron desde 2009 hasta 2021. Para el Plan Vertido Cero, diseñado por el anterior gobierno estatal, se presupuestó 280 millones con un gasto que comenzaba en 2016. «No tenían prisa (el Partido Popular) ni para ejecutar ni para resolver los problemas de la laguna, solo importaba la extensión del problema con usos descontrolados», en referencia a la agricultura intensiva de regadío y extracción irregular de agua del subsuelo.

El Gobierno central responde así, según una información a la que ha tenido acceso La Opinión, a la acusación del Ejecutivo regional de desviar 54 millones de euros previstos para el Mar Menor dentro del programa Inversión Territorial Integrada (ITI) con fondos europeos. Es dinero que le tocaba invertir al Ministerio acabó en actuaciones de aguas depuradas en Sevilla, algo que generó fuertes críticas desde la Comunidad. Transición Ecológica señala que la inversión, que iba destinada a construir el colector Vertido Cero, hubiera supuesto la recirculación del agua de los drenajes superficiales y del acuífero, con la contaminación asociada, al Mediterráneo. Esta posibilidad se planteó en caso de no construirse la planta desnitrificadora de San Pedro. «Hubiera supuesto una enorme irresponsabilidad, una barbaridad ecológica y una catástrofe económica», explican fuentes del Ministerio.

Junto a esto, Transición Ecológica acusa al Gobierno regional de «despreocuparse» a la hora de escoger una opción para reprogramar esos fondos europeos. «Carecían de proyectos maduros». Es decir, al no existir una alternativa sólida para mantener ese dinero en el Mar Menor, ya que el colector no era del agrado del Ministerio, estos fondos corrían el riesgo de perderse, por lo que se hizo «una reprogramación».

Cuestionar las competencias

La ministra Teresa Ribera cuestionó ayer las competencias medioambientales del Gobierno regional tras desvelar La Opinión que la Comunidad autorizó la ampliación de una granja en Fuente Álamo con hasta ocho posiciones desfavorables de la Confederación Hidrográfica del Segura, que alegó que aumentaría la presión contaminantes sobre el Mar Menor y los acuíferos. «Lo de la Región de Murcia y lo del Mar Menor sí tiene arreglo. Lo de la irresponsabilidad de algunos puede ser que, en efecto, no tenga más arreglo que no dejar en sus manos lo que no están dispuestos a gestionar en favor de todos».

López Miras acusa a Ribera de "mentir" tras "rebuscar en los cajones" para tapar el desvío de los 54 millones

El presidente del Gobierno regional, Fernando López Miras, ha acusado a la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, de "mentir" tras "rebuscar en los cajones durante semanas" para intentar "tapar" el "desvío" de los 54 millones de euros de fondos europeos que estaban destinados al Mar Menor y que "terminaron en la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir".

"Poco podemos esperar de una ministra que, para intentar tapar esto, lleva dos semanas rebuscando en los cajones a ver qué puede sacar", según López Miras, quien ha considerado "muy grave" que el MITECO "desvíe 54 millones de euros de fondos europeos que estaban destinados al Mar Menor, sin informar a nadie y por la puerta de atrás para la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir en Sevilla".

Además, ha reprochado que Ribera ha dicho "una mentira" porque "todos saben" que los 390 millones de euros de los que habla el Ministerio "estaban destinados a la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) y, además, eran para el Plan Vertido Cero que requería la aprobación de evaluación de impacto medioambiental".

"Una evaluación de impacto medioambiental que aprobó, precisamente, la ministra Ribera, que es la que tenía que haber invertido esos 390 millones de euros", ha reprochado. Así, ha insistido en acusar a Ribera de "rebuscar en los cajones algo para distraer una falta de competencia de ella o, al menos, una voluntad sectaria de desviar y quitar 54 millones de euros que estaban ya aprobados para el Mar Menor y dárselos a Sevilla". Además, ha criticado que la ministra intenta "taparlo con una mentira".