El Consejo General del Poder Judicial avalaba recientemente que la Fiscalía instruyese los casos penales, es decir, que la instrucción pase del juez al Ministerio Público. Algo que se lleva a cabo, por ejemplo, en Menores, y que en la Comunidad ya se está haciendo con causas como trata de personas, narcotráfico o medio ambiente, manifestó el fiscal superior de la Región de Murcia, José Luis Díaz Manzanera, quien rememoró que «el caso del Mar Menor se inició en Fiscalía», gracias a su empeño cuando ocupaba el área de Medio Ambiente.

Manzanera cree que la norma sirve para "subirnos al carro de los países democráticos de nuestro entorno"

El fiscal superior y el fiscal jefe de Área de Cartagena, David Campayo, convocaban este jueves por la mañana, en la Ciudad de la Justicia de Murcia, a los máximos responsables de la Policía Nacional y la Guardia Civil en la Región, para hablar sobre los cambios que traerá consigo la nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal, la cual hará que desaparezcan los juzgados de instrucción, aunque se trata de una normativa que «no se aprobará en esta legislatura», apuntó Manzanera.

El fiscal superior explicó que ha dictado «una instrucción dirigida a la Policía Judicial para regular las actuaciones preprocesales», al tiempo que subrayó que los Cuerpos de Seguridad «tienen que dar cuenta a la Fiscalía de los asuntos de mayor trascendencia, para que nosotros decidamos si vamos o no a abrir diligencias». 

«La idea es que nos den la instrucción a los fiscales», insistió. De esta manera, los profesionales de la Comunidad «estamos anticipándonos a la futura ley».

Díaz Manzanera aclaró que «la Fiscalía puede instruir delitos, pero no podemos investigar paralelamente», por lo que puso el acento en la importancia de «potenciar esa labor de investigación preprocesal por parte del fiscal».

"Espaldazaro a la Policía"

Esto «es bueno para la Fiscalía y para la Policía» ya que permite «subirnos al carro de los países democráticos de nuestro entorno en los que ya son los fiscales quienes se encargan de la instrucción y los jueces se limitan a juzgar», destacó el fiscal superior. 

Cuando se cambie la ley (un «espaldarazo a la Policía», en opinión del fiscal superior) y estos funcionarios públicos asuman «más carga de trabajo», será el momento de «pedir más fiscales» para la Región, donde ya faltan.

En cuanto a qué pasará con los jueces de instrucción, Díaz Manzanera comentó que «se les puede dar la opción de que pasen a ser a fiscales», algo que ya se ha hecho «en otros países».